Carta a mi mejor amigo

Carta a mi mejor amigo dándole las gracias

Hoy quiero dar las gracias a alguien muy especial, a alguien que siempre está ahí… todos tenemos un amigo o amiga de esos que están por encima de todo, y a veces no sabemos como expresarle lo mucho que significan para nosotros. Por eso tiene sentido esta carta a mi mejor amigo.

En ocasiones es complicado abrir nuestro corazón a los demás, los mecanismos de defensa de nuestra mente pueden provocar que momentos de demostración de cariño hacia nuestro mejor amigo queden ocultos por la penumbra de nuestros miedos.

Un amigo es un regalo que uno mismo se da. Robert Louis Stevenson - ¡Compártelo!    

Hoy simplemente quiero agradecerle a mi mejor amigo lo mucho que me ha dado, lo mucho que significa su amistad para mi. Creo que merece que se lo diga, todos nos merecemos que nos lo digan, y como posiblemente cara a cara se podría tornar en un momento pero que muy muy emotivo, he preferido plasmarla con su permiso y el vuestro aquí. Me servirá de recordatorio para encontrar el momento adecuado.

Si además a alguien le sirve de inspiración y reflexión acerca de la amistad habrá merecido la pena.

Carta a mi amigo

Carta a mi mejor amigo agradeciéndole su amistad

Querido amigo del alma:

Sabes que no hace falta que ponga aquí tu nombre y apellidos. No es necesario, pues estoy convencido de que al leerlo sin ninguna duda sabrás que eres tú. Sabes que para mi eres ese hermano que apareció en mi existencia hace ya muchos años y que espero que me acompañe en esta vida y en otras muchas que espero tener la suerte de vivir.

Posiblemente nuestra amistad sea tan solida debido a que aunque tenemos diferencias en muchos temas, el fondo de armario de nuestros valores y creencias son muy similares. Y es ahí donde realmente la amistad se hace inquebrantable.

Hemos discutido alguna vez, quizás más de las que nos hubiese gustado a las dos, pero ambos supimos valorar que lo que tenemos en común está por encima de cabezonerias y discusiones.

Se que no eres perfecto. Si, alguien tenía que decírtelo, aunque creo que ya lo sabes, pues ninguno lo somos. Pero la balanza de tus dones y tus miserias está claramente descompensada en contra de tu lado oscuro. Lucha por favor por que siga así durante toda tu vida, es parte de lo que te hace diferente. Si se empieza a igualar la balanza, tranquilo que me pondré un disfraz de Pepito Grillo para recordártelo.

Gracias amigo por estar ahí

Nos hemos divertido juntos y nos hemos reído mucho, hemos construido sueños y aventuras, pero también hemos llorado y sufrido juntos… hemos compartido esos sentimientos que tenemos muy escondidos en el sótano de nuestro corazón. Esos que no querríamos nunca que salgan a la luz. Y no lo harán pues son algo más que secretos, forman parte de nuestra profunda amistad, de nuestra esencia.

Quizás tu no te acuerdes de esto, pero recuerdo aquella vez que me dijiste que si hubiese una guerra – Dios no quiera que vivamos eso nunca – estarías tranquilo conmigo si en una trinchera yo tuviese que proteger tu espalda. Fue de esos momentos en los que nuestra amistad se hizo todavía más inquebrantable. Por si no te lo dije en aquel momento, mi sentimiento es idéntico y mi confianza en ti total.

Te quiero pedir perdón si alguna vez no estuve a la altura de las circunstancias con mis actos o comentarios poniendo en peligro esta bella amistad que nos une. Me arrepiento de todos los errores que he cometido y que hayan podido minar nuestra bonita y solida amistad, sabes que fueron totalmente inconscientes. ¿Verdad?

Por eso quiero darte las gracias por todo lo que me has dado en este tiempo; tu compañía, tu apoyo desinteresado, tu comprensión y sobre todo la tranquilidad que me infundes sabiendo que siempre estarás ahí, como si de mi alma gemela se tratase.

¿Qué es un amigo?

Un amigo es alguien que nos conoce, pero nos ama de todas formas. Jerome Cummings - ¡Compártelo!    

Gracias amigo por ser como eres

Tienes un corazón gigantesco y sabes que te mereces lo mejor, porque eres de los seres humanos más sinceros, bondadosos y trasparentes que conozco. Tu sinceridad, tu forma de ser, hace que sea imposible no sentir un gran cariño por ti. Eres mi amigo indispensable.

Contigo no necesito realizarte 100 preguntas para conocerte mejor, están ya todas contestadas de antemano, aunque nunca las hayas respondido. Nos conocemos perfectamente.

He tenido siempre tu amistad a mi lado, me demostraste ser mi amigo en los momentos fáciles y divertidos pero también en los que me hundí en el fango, transité por las cloacas de mis sentimientos y tu bajaste al lodo de mis miserias más profundas sabiendo sacarme de allí. Gracias amigo. Te estaré agradecido por los siglos de los siglos.

Espero no volver a caer pero si llego a hacerlo sé que estarás ahí para ayudarme a levantar. Y si te ocurriese a ti allí estaré, no lo dudes.

No sabes la tranquilidad que da el saber que tienes a alguien con el que puedas contar absolutamente para todo. Muchas gracias por estar ahí y por ser como eres.

Sabes que tienes para siempre un espacio en mi corazón, pues formas parte de mi vida y de mi historia personal y eso estará siempre por encima de circunstancias y los posibles giros que de nuestra existencia.

Hemos compartido tantas cosas juntos: sentimientos, decisiones, emociones… hemos mezclado nuestras vidas. Gracias por llenar mi mente y mi corazón de recuerdos imborrables que son para toda la vida.  

Gracias por ayudarme a focalizar mi vida en lo importante, por llenar mi alma de paz interior.

La vida está compuesta de pequeños instantes que a veces trascienden al momento y tu has participado en alguno de mis instantes más profundos. ¡Hemos vivido tantas cosas juntos! algunas malas pero muchas otras maravillosas que han hecho que nos conozcamos perfectamente, que seamos como somos. Qué seamos amigos por siempre.

Aunque somos muy diferentes, creo que compartimos genes emocionales, lo que a veces me hace creer que la la leyenda del hilo rojo del destino existe. Gracias de corazón por estar a mi lado, amigo mío.

Sólo por último y a través de esta carta para dar las gracias a mi gran amigo te agradezco por hacer de mi vida con tu presencia, un mundo mejor, y por mantener vivo este sentimiento tan bonito que es quererte como un hermano, como mi gran amigo del alma. Sabes que a tu lado estaré ahora y siempre. Y si Dios quiere, eternamente.

Te quiero con todo mi corazón hermanito, gracias por estar a mi lado.

Gracias por todo, amigo del alma

El motivo de escribir esta carta a mi mejor amigo

La vida es sencilla pero a la vez de una tremenda complejidad. Viajes, parejas, trabajo… muchas circunstancias se pueden interponer en una bonita amistad.

Además nuestra vida también pasa de una forma rápida y se nos escapa de entre los dedos cuando menos lo pensamos… agradecer la amistad de alguien tiene que ser una prioridad vital. No nos vayamos de este planeta sin que nuestro amigo (o amiga) del alma escuche de nuestros labios lo que le queremos. ¿estás de acuerdo?

Por último ¿Alguna vez has escrito una carta a mi mejor amigo? Si no lo has hecho ¿Qué le dirías? ¡Nos encantará que nos escribas un comentario a continuación!

Namasté 🙏

The following two tabs change content below.

César Álvaro

Cofundador de www.ununiversomejor.com y curioso investigador de todo lo relacionado con la felicidad y el éxito. Tratando de sacar lo mejor de mi y de todo lo que me rodea. Con muchos sueños por cumplir y muchísimas ganas de dar guerra por muchos años. ¡Me encanta la vida!
  • Javier

    Una carta muy Andishinguilin. Siempre es bueno decir lo que sientes. Es bueno para ti y bueno para el que lo recibe. Que suerte tener amigos así! Enohorabuena!

    • ¡Muchísimas gracias por tu comentario, Javier! Efectivamente decir lo que sientes libera y mucho… ¡Un fuerte abrazo, amigo!

  • M jose

    Yo tambien tengo algunos amigos de alma de los que estan a nuestro mismo nivel espiritual y que surgimos como maestros de alma cuando nos necesitamos .y se lo digo y lo agradezco cada dia de mi vida .Gracias al universo por hacer que nos encotremos.

    • ¡Gracias por tu comentario, Maria José! Siempre aprendemos de todos aquellos que se acercan a nosotros y si tenemos la suerte de que nuestro amigo está en nuestro nivel espiritual, la relación se vuelve mucho más intensa y rica en experiencias…. ¡Namasté!