fábula o cuento de Paulo Coelho

El cuento de Paulo Coelho acerca de los problemas

Hoy me gustaría que leas este sencillo pero clarificador cuento de Paulo Coelho y saques tus propias conclusiones.

” Érase una vez un sabio muy conocido que vivía en una montaña del Himalaya. Cansado de convivir con los hombres, había optado por una vida sencilla. Y pasaba la mayor parte de su tiempo meditando.

Su fama, no obstante, era tan grande que las personas estaban dispuestas a caminar por estrechos senderos, subir colinas escarpadas o vadear caudalosos ríos sólo para conocer a aquel hombre santo, al que creían capaz de resolver cualquier angustia del corazón humano.

Este sabio, como era un hombre muy compasivo, no dejaba de dar un consejo aquí y otro allá, pero procuraba librarse cuanto antes de los visitantes no deseados.

A pesar de todo, éstos aparecían en grupos cada vez mayores y, en cierta ocasión, una multitud se agolpó a su puerta diciendo que en el periódico local se habían publicado bellas historias sobre él y que todos estaban seguros de que sabía cómo superar las dificultades de la vida.

El sabio no dijo nada; les pidió a todos que se sentasen y esperasen. Pasaron tres días y no paraba de llegar gente. Cuando ya no quedaba espacio para nadie más, él se dirigió a la muchedumbre que esperaba frente a su puerta:

– Os voy a dar la respuesta que todos queréis. Pero debéis prometedme que, a medida que vuestros problemas se solucionen, les diréis a los nuevos peregrinos que me fui de aquí, de manera que yo pueda continuar viviendo en la soledad que tanto anhelo.

Los hombres y las mujeres presentes hicieron un juramento sagrado: si el sabio cumpliese lo prometido, ellos no dejarían que ningún otro peregrino subiese a la montaña.

– Contádme vuestros problemas –pidió entonces el sabio. Alguien comenzó a hablar, pero fue inmediatamente interrumpido por otras personas, ya que sabían que aquélla era la última audiencia pública que el hombre santo daría y temían que no tuviera tiempo de escucharlos a todos.

A los pocos minutos, la situación ya era caótica: multitud de voces gritando al mismo tiempo, gente llorando, hombres y mujeres arrancándose los cabellos de desesperación ante la imposibilidad de hacerse oír.

El sabio dejó que la escena se prolongase un poco más y por fin gritó:

–¡Silencio!

La multitud enmudeció inmediatamente.

–Escribid vuestros problemas y dejad los papeles aquí, frente a mí.

Cuando todos terminaron, el sabio mezcló todos los papeles en una cesta, pidiendo a continuación:

–Id pasando esta cesta de mano en mano y que cada uno saque un papel y lo lea. Entonces podréis cambiar vuestro problema por el que os ha tocado o pedir que os devuelvan el papel con el problema que escribisteis originalmente.

Todos los presentes fueron tomando una de las hojas de papel, la leyeron y quedaron horrorizados. Sacaron como conclusión que aquello que habían escrito, por muy malo que fuese, no era tan serio como lo que afligía a sus vecinos. Dos horas después intercambiaron los papeles y cada uno volvió a meter en su bolsillo su problema personal. Aliviado al saber que su aflicción no era tan dura como se imaginaba.

Agradecieron la lección, bajaron la montaña con la seguridad de que eran más felices que los demás. Y cumpliendo el juramento realizado, nunca más permitieron que nadie perturbase la paz de aquel hombre santo.”

Paulo Coelho

Recuerda siempre esta fábula cuando compares problemas propios y ajenos. Si te ha gustado tenemos en estas páginas otros artículos con algún que otro cuento de Paulo Coelho:

Nada dura por siempre, ni siquiera tus problemas. - ¡Compártelo!    

Nos encantaría que si crees que otro cuento de Paulo Coelho debe estar en estas páginas nos lo indiques ¡Gracias!

¡Te deseo que tengas un gran día y una gran vida!

  • Fredy Shark

    admiro a paulo coelho, pero no me gusta esta reflexión.. me parece que el punto en el que se basa no es correcto… es decir las comparaciones siempre son absurdas y sentirse bien porq hay otro q esta peor me parece de pobre pensamiento … digo

    • Giannina Lilian

      Se refiere a que nosotros cargamos con algo que cuando nos pongamos en lugar de otro, veremos que lo que cargamos no es tan malo, porque ya estamos acostumbrados a llevarlo.
      En todos los casos ningún caso era más grave que otro, en todos los casos las personas terminaron aceptando que pasaban tantas cosas a todos, que lo que ellos tenían no era tan malo.

      • César Álvaro

        ¡Mil gracias por tu aclaración Giannina! ¡Completamente de acuerdo en tu planteamiento!

    • César Álvaro

      ¡Gracias por tu comentario Fredy! Obviamente no tenemos por qué estar todos de acuerdo, pero quizás el cuento lo que intenta reflejar que cada uno de los seres humanos tenemos una realidad distinta al del otro y que nos ciega hasta en ocasiones llegar a creernos el centro del mundo, si miramos hacia los que tenemos alrededor podremos constatar que todos tenemos problemas que nos acucian… ¡Un fuerte abrazo!

  • Pingback: Frases de Paulo Coelho para motivarte ante la vida - Un Universo Mejor()

Uso de cookies

Un Universo Mejor utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies