no existe el fracaso

El fracaso no existe, así de claro.

El fracaso no existe, tenlo presente. Déjame que me explique:

“La diferencia entre la gente mediocre y la gente de éxito es su percepción y su reacción al fracaso”

Creo que esa palabrita, el fracaso, debemos pisotearla de una maldita vez, si queremos salir propulsados hacia nuestro objetivo ¡No lo olvides!¡ El éxito!¡La felicidad!

Pero ¿Qué es eso de que el fracaso no existe?

En primer lugar, es una experiencia vital que nos debe servir para mejorar y aprender a no cometer el mismo error.

Ese maldito concepto (¡no quiero ni mencionarlo!), tiene únicamente dos maneras para ser afrontada. Dependiendo de cómo lo veamos seguiremos por la autopista del éxito en Ferrari, o se nos parará el motor justo a las puertas de la aduana y con el maletero lleno de botellas de insatisfacción.

La primera manera de afrontar el problema, sería la de sentarnos a llorar, paralizados, sin hacer nada, creyendo que nuestro destino es ese, el fracaso…¡maldita sea!, que nos atrae como un imán hacia él y del cual no podremos salir de ninguna manera, así estamos vendidos de antemano …
Si pensamos así jamás alcanzaremos el éxito, no podemos juzgar un momento puntual como fracaso, sino mirar el conjunto.

La segunda, con una visión interior completamente positiva, será la de ver la situación y aprender de ella.

Tendremos que ver donde estuvo el error, analizando que ocurrió… y si existe una segunda oportunidad (hay veces que las oportunidades hay que crearlas ¡No lo olvides!)¡A por ella! ¡El fracaso no existe!
No sé cuándo ni dónde, leí que se hizo una entrevista a importantes directivos, y ellos jamás conceptuaban sus errores como fracasos, sino de conceptos como “oportunidad de crecimiento””costo de la operación””precio pagado””experiencia de aprendizaje”… ¡claro! ¡lo desterraron de su mente!
A mi particularmente, me gusta “experiencia de aprendizaje”… pues creo que el éxito es un viaje de largo recorrido, donde siempre habrá cimas y valles, es decir logros y experiencias de aprendizaje ¿no te gusta más decirlo así?
Debemos recordar que la única lucha que se pierde es la que se abandona, con constancia y perseverancia recuerda que el agua, en forma de gota es capaz de atravesar una roca…
Transforma #fracaso por experiencia de aprendizaje y tu realidad cambiará. - ¡Compártelo!    

¿Te parece que te ponga un acertijo? ¿Quién fue “el figura” que dio los siguientes pasos?

  • Suspendió sus estudios de Ciencias Empresariales en 1831.
  • Se presentó a las elecciones Legislativas y perdió en 1832.
  • Volvió a suspender Ciencias Empresariales en 1834.
  • Su novia murió en 1835.
  • Sufrió una crisis nerviosa en 1836.
  • Volvió a perder en su segundo intento político en 1838.
  • Salió derrotado para el Congreso en 1843.
  • Salió derrotado para el Congreso en 1846.
  • Salió derrotado para el Congreso en 1848.
  • Salió derrotado para el Senado de los EE.UU. en 1855.
  • Salió derrotado para Vicepresidente en 1856.
  • Salió derrotado para el Senado de los EE.UU. en 1858.
  • Y por fin, salió elegido el decimosexto Presidente de los EE.UU. en 1860, ¡28 años después de su primer bache político!
¿Su nombre? Un tal Abraham Lincoln.
Creo que su perseverancia, le permitió alcanzar su objetivo, otros no hubieran pasado de su primera experiencia de aprendizaje… él siguió adelante y acabó siendo una líder de referencia histórica mundial.

Si queremos ser ganadores en el amor o en la guerra, ¡o en lo que te apetezca! debemos usar los reveses que nos da la vida para aprender, para desarrollar nuestro autoconocimiento… pues ¿Qué es la vida sino un largo camino de enseñanzas y aprendizaje?

Y recuerda siempre, el fracaso no existe

Debemos usar los reveses que nos da la vida para aprender, para desarrollar nuestro autoconocimiento - ¡Compártelo!    
The following two tabs change content below.

César Álvaro

Cofundador de www.ununiversomejor.com y curioso investigador de todo lo relacionado con la felicidad y el éxito. Tratando de sacar lo mejor de mi y de todo lo que me rodea. Con muchos sueños por cumplir y muchísimas ganas de dar guerra por muchos años. ¡Me encanta la vida!