¡Estoy de vuelta! :-)

Muchos de los que siguen el blog de un universo mejor quizás ya ni se acuerden de mi.

Me llamo Enrique y soy el compañero del bueno de César en este blog, que es quien durante los años de mi ausencia ha sido el que ha seguido dando vida y enriqueciendo el blog con su conocimiento, bondad y ganas de compartir.

Me perdí por un tiempo. Supongo que es lo que tocaba hacer. Me vine para México hará ya cerca de 5 años y bueno, entre unas cosas y otras deje de escribir hasta que hace unos meses la vida me trajo de vuelta al blog.

Regreso con renovadas energías de compartir con todo el que nos lea las cosas que creo nos pueden ayudar a todos a sentirnos mejor con nosotros mismos y con todo el universo. Y abrirnos así a la abundancia de cosas buenas que nos merecemos por derecho y que ya es nuestra.

No sé si habré vuelto más sabio pero si algo más viejo y dicen que el diablo sabe más por viejo que por diablo. 😉

¡Estoy de vuelta!

Han pasado cosas en estos años que han ido asentando muchas de las cosas en las que creía.

Siento más claro que nunca en mi interior que el Amor con mayúsculas es la respuesta a todas las preguntas y a toda inquietud del ser humano.

Entiendo ahora con mayor claridad que la primera ley es:«haz al prójimo lo que quieras que hagan contigo. Porque como trates al prójimo serás tratado«. Al fin y al cabo todos somos UNO, lo que hagamos al otro nos lo estamos haciendo a nosotros mismos. Es la misma ley que la de causa y efecto. Lo que siembras lo cosechas. Que al final son la misma cosa.

Sigo creyendo que lo primero es el AMOR a uno mismo. Pues si no te amas tal como eres de manera incondicional, ¿cómo podrás a amar a otros? Al fin y al cabo uno mismo y los otros, son la misma cosa.

El amor a uno mismo empieza por perdonarnos a nosotros mismos eliminando todo vestigio de culpa que hayamos podido albergar. Hacemos lo que podemos con el grado de consciencia que cada uno tiene. No más juicios a nosotros mismos ni a nadie. Cada uno hace lo que está en su mano. Y la ausencia de todo juicio es la llave de la felicidad.

Cuando entiendes esto y te perdonas a ti mismo de manera automática perdonas al prójimo, pues él está en tu misma situación. Recuerda que aunque en la apariencia del mundo parecemos separados, no existe tal cosa como la separación.

Me perdí estos años persiguiendo al dorado y una vida que mantener y un futuro que construir y recordé que ni el trabajo, ni el dinero, ni nada que aparentemente poseyera definían quién soy yo. Me define cada gesto de amor y bondad que expreso en mi vida. Y en eso estoy.

He vuelto para compartir lo mucho o poco que pueda haber aprendido a través de las cosas vividas, libros leídos, conversaciones mantenidas, noches en vela, reflexiones varias , situaciones complicadas y demás experiencias.

Supongo que me gusta escribir de estas cosas y compartirlas con aquel que quiera leerlas.

Todos estamos en el mismo barco. Y tanto César como yo creemos que un Universo mejor es posible y no solo posible , si no inevitable por mal que a veces se vean las cosas.

He seguido en este tiempo con mi querido compañero de fatigas, «El curso de milagros» que cada día ha ido dándome claridad poquito a poco sobre las cosas de la vida. Y ha reafirmado mi creencia de que este mundo loco es tan solo una ilusión, un sueño, y que está en nuestras manos mejorarlo primero y trascenderlo finalmente.

También he profundizado en la enorme importancia del gobierno de la mente. «Si no gobiernas tu mente, tu mente te gobernará a ti«. Y la mente en este mundo está errada y te llevara por mil caminos que no llevan a ningún lado. Su misión, la de la mente ego, es la de tenerte atrapado en la ilusión por siempre. Pero eso no va a pasar porque el destino del hombre es recordar el Amor de Dios que es en su interior.

El ego es un magnífico empleado que tu inventaste y ha cumplido la misión de tenerte confundido de manera excelente, pero cuando tu corazón ya no quiere mas oír hablar de miedo y sufrimiento y se niega a escuchar voces que hablen en nombre de ellos, el ego entenderá que esta siendo despedido por su inventor y desaparecerá en la nada de donde salió. Esto llevará tiempo y trabajo pero es lo que nos toca hacer.

Si se nos mostrase en este momento la gloria que en verdad somos nos asustaríamos y volveríamos a querer sumergirnos en este loco sueño de ser un cuerpo con sus circunstancias y tribulaciones. Por eso debemos ir poco a poco teniendo sueños más felices, amorosos y dichosos y llegará el día en que al ver nuestra realidad sabremos que hemos vuelto a casa. Mientras tanto vamos a divertirnos y disfrutar de cada momento lo más que podamos.

El mundo es un reflejo de nuestros deseos hasta el más mínimo detalle. La excelente noticia es que podemos cambiar de mentalidad con respecto a lo que queremos ver.

Vinimos aquí con un propósito absurdo y es el de mostrarnos a nosotros mismos que Dios no existe. Y lo hemos hecho muy bien. Pero podemos cambiar de propósito y elegir ver tan solo señales que me hablen del Amor de Dios en todas las cosas.

Mientras estemos en el mundo nos toca ir cambiando nuestras creencias con respecto a nosotros y a todas las cosas para cada vez ser mas dichosos y amorosos hasta que llegue un momento que nuestra vida sea tan dichosa que solo un pequeño paso nos separe de nuestra verdadera realidad. Y entonces estaremos a un paso de despertar del sueño y estar en casa.

Este es el mundo de las percepciones. Y percibimos lo que queremos percibir. El mundo es un fiel reflejo de nuestras creencias y es hora de entender todos que somos libres de cambiar de mentalidad con respecto a lo que queremos ver y el mundo cambiará en consecuencia.

De todas estas cosas y de muchas mas iremos hablando en este vuestro blog.

Y si quieres leer mas sobre lo que pienso del poder de las creencias, aquí te dejo el enlace del libro que publique en Amazón hace unas semanas.

El poder de las creencias por Enrique Miralda

Con cariño, Enrique.

The following two tabs change content below.

Enrique Miralda

Cofundador de Un Universo Mejor, tipo muy normal con la obsesión muy obsesiva de estar en paz. De Madrid de toda la vida. Un cuarentón camino de la cincuentena pero con alma de chaval. Trabajo en esa cosa rara llamada internet, intentando ayudar a mis clientes a optimizar su negocio en la red.

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y página web, además del contenido de tu comentario para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.