La botella medio llena.

 

 

cheers-865834_1920

¡Ya casi estamos a viernes! Si, ya sé que estamos a lunes, a martes o miércoles pero… ¿no te agrada un poquito de optimismo para acometer con más fuerza la semana?

Recuerdo hace ya veinte años, cuando era un chaval – ahora me considero un joven de mediana edad – que llegaba a la oficina a las ocho de la mañana y me ponía a tararear canciones, a imitar solos de saxo o punteos de guitarras eléctricas, y algunos compañeros se me echaban encima y me decían ¡No son horas!¡Es increíble que estés así de feliz a primera hora!¡Estás mal de la cabeza!…

Pues más increíble me parecía a mi iniciar el día o la semana con frases como: Hoy no tengo un buen día… ¡Pero si acaba de empezar !¿Cómo podemos condicionar así todo lo que nos depare un día?

La frase con la que he iniciado estas líneas, es únicamente mi actitud positiva para afrontar los obstáculos que me depare la semana… es una frase que he utilizado muchísimo en mi vida laboral, cuando he dirigido equipos, si tu no comienzas con positivismo la semana ¿Cómo se lo vas a exigir a tus muchachos?

Posiblemente gran parte de la “culpa”, la ha tenido mi infancia, mi familia, donde jamás escuche de labios de mis padres una palabra negativa, sino todo lo contrario. Tanto en los buenos momentos, como en los malos, que también los hubo, siempre se respiró un ambiente optimista y positivo… y se sigue respirando.

En mi hogar, afortunadamente, en los fogones se cocinaba alegría y humor a raudales, y creo que ese aroma sigue impregnando mi vida ¡Me encanta!

¿Botella medio llena o medio vacía?

La visión de la botella medio llena, es la correcta para poder esquivar obstáculos en el difícil mundo en que vivimos, ¿por qué nos vamos a torpedear a nosotros mismos, teniendo suficientes obstáculos delante a los que disparar para intentar hundirlos y que desaparezcan de nuestra vista?

En cualquier situación que vivamos debemos anteponer los “pros” a los “peros”. Si, sé que posiblemente se mire como se mire, la botella siempre estará a la mitad, pero dependiendo del cristal con el que se visualice, te invitará a ser proactivo, a que te ilumine la esperanza, a luchar o …

¡Te hundirá en la desazón, y en el pesimismo!, y si esto ocurre, le estás dando el balón al rival, por lo que tendremos que luchar primero para recuperarlo y después para meter gol, lo que es mucho más complicado ¿No te parece?

Cuando pensamos que algo va a ocurrir, estamos poniendo en predisposición todo nuestro ser para que eso ocurra, por lo que la actitud positiva, siempre nos dará una ligera ventaja, o una gran superioridad dependiendo de…¡caramba! ¡lo optimista que quieras ser!

Si quieres ser optimista, ¡Ponte manos a la obra! Nunca es tarde para nada, poquito a poco, solo es cuestión de tiempo, pero con perseverancia, irás apartando de tu cabecita esa forma de pensar, tan oscura, y dejando entrar la luz del optimismo por la ventana. ¿Sabes cual es la mejor actitud? Pensar que no está ni medio llena ni medio vacía, sino que la botella se está llenando… por ti.

Recuerda que Paulo Coelho dijo:

“Cuando de verdad quieres algo y trabajas para conseguirlo, el Universo se confabula para ofrecértelo”

¡No te rindas! ¡Te lo mereces! Otros lo hicieron y tú tienes las mismas condiciones mentales para lograrlo también ¡créetelo!

En cualquier ocasión recuerda que la vida es como una botella, en la que algunos se contentan con leer su etiqueta y otros prefieren probar su contenido… ¡Bebe la vida! Y si es acompañado aprovecha y… ¡Brinda!

“Cuando trabajas duro para conseguir algo, el Universo se confabula para dártelo” P. Coelho - ¡Compártelo!       
The following two tabs change content below.
Blogger en ununiversomejor.com y curioso aprendiz e investigador de todo lo relacionado con la felicidad y la mente. Trabajando día a día por desentrañar mi propio camino en esta vida. Con muchos sueños por cumplir y muchísimas ganas de seguir disfrutando de mi paso por este planeta.

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y página web, además del contenido de tu comentario para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.