Enrique Miralda - Presentación 2ª parte

Permíteme que me presente, 2ª parte. ¡A calzón quitao! (Enrique Miralda)

Alguien me comentó que quizás había sido pelín superficial en mi entrada donde a modo de breve resumen vital me presenté ante el mundo mundial.

Como alguien dijo en una ocasión no importa el mensajero sino el mensaje. Y esto me recuerda a la película de Mozart donde el protagonista al que pintan de algo memo (por no decir tonto del culo) viene a reconocer que como persona es un tanto vulgar pero su música sin embargo absolutamente divina.

Salvando las distancias (Dios me libre, no por lo de tonto sino por la de la música) me considero a mi mismo ni más ni menos que igualito a ti que me estás leyendo, seas quien seas. Son tantas las cosas que todos tenemos en común que las diferencias -que solo nosotros nos empeñamos en fabricar-se me antojan tan pequeñas que se vuelven inexistentes.

Lo que si parece es que cada uno dentro de esas “minimicrodiferencias” lleva un anhelo que pareciera diferente al de los demás pero que visto con cierta perspectiva es tan solo una nueva manera de conseguir lo mismo de una forma aparentemente distinta, porque y digo yo, ¿hay alguien ahí que no quiera ser feliz en esta vida?. ¿Que levante la mano?….a ver…ummmm….no veo que nadie la levante….bien… (uff….menos mal)¡¡

El asunto está en qué es lo que pensamos cada uno de nosotros que es aquello que nos hace feliz. Por esto considero que lo mas importante es mirarse para dentro (sin desnucarse, cuidadín ¡¡) y empezar el que para mí es el primer ejercicio de todos y que consiste en saber que queremos hacer de nuestras vidas y como lo vamos hacer, el “para qué” parece que lo tuvieramos claro…sentirnos felices, ¿no?

No me interesa gran cosa saber que ha sido de la vida de alguien hasta el momento en que se cruzan nuestras vidas (buena va, si, un poquito, me confieso un poco curioson….que le voy hacer…me lo estoy tratando que conste ¡¡), -ademas como alguien dijo lo mejor del pasado, es eso, que es pasado-, lo que en verdad me interesa saber es cuales son sus sueños.

Así que….¿Y tú ……en que sueñas?

Esta bien empezaré yo pero no te asustes si mis sueños te parecen demasiado ambiciosos, son gratis…..¿ asi que por qué escatimar a la hora de tenerlos?.

Yo sueño con un mundo sin ese ansia de mostrarnos diferentes los unos de los otros, donde vea al prójimo como a un amigo (y así no habrá violencia), donde decidamos no estar siempre a la defensiva (y así no habrá distancias), un mundo sin miedo a que nos hagan daño (en verdad nadie puede hacerlo a menos que decidamos sentirlo), donde nos ayudemos los unos a los nosotros a conseguir nuestros sueños sin pedir nada a cambio (así todos lo conseguiremos), donde sienta tu éxito como el mío (y así sabré lo que en verdad es), donde nos ocupemos por el bienestar de todos, una sonrisa perpetua, un gesto siempre feliz, un mundo sin prisas, donde la única respuesta a cualquier estímulo sea siempre tan solo …..un gesto de amor.

Un mundo en paz, sin guerras ni peleas, un mundo donde no miremos hacia otro lado cuando nos pidan ayuda, donde no permitamos tanta hambre, tanto sufrimiento y tanta miseria….un mundo de luz y no de oscuridad.

En una canción del cantante Juanes dice que: “es tiempo de cambiar en la mente de todos, tiempo de cambiar el odio por amor”…..toyyyyyy de acuerdo del todo todito todo ¡¡¡

No se tú, quizás me llames loco y quizas con razón……pero yo voy a intentarlo. Total no se me ocurre en verdad otra cosa mejor que hacer.¡¡¡

Pues eah ¡¡, ya está…..este soy yo, un tipo de lo más normal y también un loco soñador decidido a ponerlo todo de mi parte.

Ey, no me irás a dejar solo, ¿verdad?….

¿Te apuntas? ……solo tienes que salir ahí afura, disfrutar a tope y ser feliz¡¡ …¿Viste bien el pedazo de día que hace?

Bueno, yo me piro a ver a mi hija que hoy es su cumple…..joe¡¡¡, 14 añitos ya¡¡¡

Feliz día moquete¡¡¡ . Te quiero todo, no lo olvides jamás.¡¡

The following two tabs change content below.

Enrique Miralda

Cofundador de Un Universo Mejor, tipo muy normal con la obsesión muy obsesiva de estar en paz. De Madrid de toda la vida. Un cuarentón camino de la cincuentena pero con alma de chaval. Trabajo en esa cosa rara llamada internet, intentando ayudar a mis clientes a optimizar su negocio en la red.