Una lección en la empresa

El empleado nº xxxxx – Una lección en la empresa

Hace un par de semanas apareció ante mí lo que creo se trata de una brisa de aire fresco en el competitivo mundo laboral. Digo esto, pues acciones como la que te voy a mostrar más adelante, son excepciones que hay que buscar con lupa, pero que existen, están ahí y deben fomentarse por cada uno de nosotros, para hacer de este mundo un paraje más feliz.

La carta en cuestión fue publicada en un foro corporativo de una importante empresa española con cerca de dos mil empleados, es un reconocimiento público de un compañero hacia otro hacia otro, lo cual aparte de una muestra de valentía y talla humana de la persona que la público, es el mejor premio que creo a cualquiera de nosotros le gustaría recibir al menos una vez en su vida. El texto dice así:

“Tratar con personas es probablemente el mayor desafío que afrontamos en nuestro día a día. La bondad, las palabras de aprecio y el aliento son ajenas en ocasiones para muchos de nosotros. Sin embargo, muy de vez en cuando a lo largo de tu vida profesional topas con alguien único, de talante especial, con algo que le hace único. Este es mi caso y es el que quiero comentaros.

El mayor bien que posee el empleado nº xxxxx es su capacidad para despertar entusiasmo entre las personas, es caluroso en sus aprobaciones y generoso en sus elogios. Escucha atentamente, no sólo en silencio, sino también con la mente. Trata siempre de que la otra persona se sienta importante, siguiendo la doctrina de “haz al prójimo lo que quieras que el prójimo te haga a ti”. Gracias a él, he comprobado que se ganan más amigos en tres meses interesándonos por los demás, que en tres años tratando de que los demás se interesen por nosotros. Tan obvio como atípico.

A estas alturas muchos habréis visto quién es el empleado nº xxxxx, yo no os lo diré y muchos no le conocerán, pero si algún día en la vida profesional/personal se cruza en vuestro camino, regaladle una sonrisa, él la recogerá con afecto y la multiplicará por 10.
Quien pisa con suavidad va lejos. Proverbio chino

P.D: Os lanzo un reto y es el de utilizar este canal para premiar a aquellos compañeros que gracias a su trabajo y empeño hacen del mundo un lugar mejor, gracias a quienes hacen de la buena convivencia su leitmotiv.”

Después de la lectura de estas líneas, espero que a partir de ahora, sepamos gritar al mundo las bondades de aquellos que de una u otra forma nos hacen felices, o al menos luchan por que lo seamos. Seamos valientes, si otros ya lo han hecho ¿por qué nosotros no?

Es sencillo, un email de agradecimiento a esa persona que te ha tratado bien, un abrazo y unas palabras de cariño a ese que lleva tanto tiempo a tu lado haciéndote la vida más fácil… un pequeño detalle con la persona que “te aguanta” en la empresa o en casa ¡elige tú la manera! ¡Pero hazlo!¿no te gustaría que lo hiciesen contigo?

The following two tabs change content below.

Uso de cookies

Un Universo Mejor utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies