"Elige trabajar en lo que ames y no tendrás que volver a trabajar el resto de tu vida". Confucio

Esta mañana despues de tomar un gratificante cafetito con donuts antidieta con un viejo conocido y recien nuevo amigo, donde hemos hablado de lo divino y de lo humano con especial énfasis en lo primero, he tenido una entrevista en una importante consultora de recursos humanos. En la sala de reuniones mientras yo esperaba, me estaba esperando a mi el cuadro de la foto que está a la izquierda.

Finalmente no soy un candidato apto al puesto porque las dos siguientes entrevistas habrían de ser telefónicas y en inglés, y mi nivel en este idioma no da para tanto pero sí que da, y con eso me basta para entender y traducirte el texto del cuadro y que dice así: “Elige un trabajo que ames y nunca más tendrás que volver a trabajar un día más en tu vida”. Confucio……guau¡¡¡(esto lo ladro yo)

¿Estamos de acuerdo? y digo yo, ¿cuantos de nosotros amamos el trabajo que realizamos? o ¿tan solo lo hacemos porque habrá que comer, vestirse, tener casa y coche, y prestigio y no se yo qué leches más?….etc, etc, etc…….

¿Quien te dijo que no es compatible una cosa con la otra?, piénsalo, ¿por qué que crees que no lo es?…..en que momento empezó a tomar forma esa extraña idea en tu mente, ¿a quién se lo oíste decir por primera vez?….¿y si se hubiese callado la boca el tio gafe ese?…..

Mira, tu decides aquello en lo que quieras creer, puedes creer en lo que tu quieras o puedes creer lo que otros te dicen que creas, al fin y al cabo….Tu decides¡¡¡…tu eliges¡¡¡¡

Quizás sea hora (y lo és, sin duda alguna…y siempre lo fue) de empezar a ser dueños de nosotros mismos y cuando digo esto me refiero a ser dueños de nuestra mente y nuestros pensamientos, porque podrás tener millones, coches, casas, empresas y todo tipo de posesiones pero si no eres dueño de ti mismo, si no te tienes a ti mismo, en verdad no tienes nada.

Si te das cuenta al final siempre es lo mismo, todo depende de nuestras creencias, seamos conscientes de porque esas y no otras son las nuestras y seamos conscientes que nosotros y solo nosotros tenemos la llave de nuestra mente. Podrán decirnos esto y aquello, pero somos nosotros los que decidimos en que creer, en que soñar y a que dedicar nuestros esfuerzos.

Tu decides pensar y creer lo que tu vecino del quinto, o el compañero de al lado o el primo Venancio, o pensar y creer lo que a ti te dé la bendita gana, sea esto lo que sea, lo que lleves dentro de ti.

Pero claro, ¿que miedo verdad?…ahora resulta que depende de mí, y ¿si piensan que estoy loco, que me chalé del todo?, ¿que van a pensar de mi? ¿y si no sale bien?, ¿a quien coño le echo yo las culpas?, ¿porque claro a alguien tendré que echarselas , no? asi que ante tanto lio, mejor agacho la cabeza, miro para otro lado, me enciendo un cigarrito y vuelvo a lo mío, no vaya a ser que de repente vaya y me encuentre con mi propia felicidad.

You choose¡¡¡, en roman paladín o sea castellano de toda la vida de Dios…….Tu eliges¡¡¡

Feliz elección y feliz día.¡….

Nota: Y por cierto no te importe equivocarte, ya acertarás¡¡¡

The following two tabs change content below.

Enrique Miralda

Cofundador de Un Universo Mejor, tipo muy normal con la obsesión muy obsesiva de estar en paz. De Madrid de toda la vida. Un cuarentón camino de la cincuentena pero con alma de chaval. Trabajo en esa cosa rara llamada internet, intentando ayudar a mis clientes a optimizar su negocio en la red.
  • Elien

    Así es, gracias por compartir!