¿De verdad nos esforzamos?

¿Nos esforzamos de verdad?

Esto del éxito es algo muy serio, sí señor, muy serio. Aunque me atrevo a decir que en los últimos años ha perdido el autentico valor que debemos darle a tan preciado bien, o debemos decir ¿tan preciado premio al esfuerzo?

¿Qué por qué digo esto? Pues quizás porque en los últimos años hemos estado acostumbrados a conseguir un gran resultado con relativamente poco esfuerzo por nuestra parte. Si, seamos sinceros, ni hemos vivido guerras, posguerras, ni depresiones, es decir la gran mayoría de nosotros no hemos tenido que exprimir nuestros talentos naturales para vencer a los elementos, lo hemos tenido más fácil… y ahora cuesta, y mucho pues no estamos entrenados para el autentico esfuerzo.

Hoy en día todo ha cambiado, el mundo está en una profunda transformación económica, espiritual, laboral, tecnológica, ¡hasta las relaciones humanas están cambiado! por lo que hoy en día todos los pilares que nos sustentaban ya no están en su sitio. Con lo cual si queremos algo ¡debemos movernos!

Si queremos alcanzar la felicidad, el verdadero éxito, debemos empezar por hacer un recuento de nuestras habilidades, de nuestros talentos, y potenciarlos… debemos preguntarnos ¿nuestra ambición es alcanzable? ¿Cómo podemos mejorar? ¿Nuestras capacidades innatas están alineadas con nuestros objetivos vitales? Debemos disciplinar y entrenar nuestras capacidades para sacarlas el máximo provecho, con previsión y como no, con esfuerzo… mal que nos pese.

Pero únicamente con esfuerzo no vamos a conseguir llegar arriba. Cuando empezamos a sacar partido de nuestros talentos, cuando estos empiezan a destacar en el terreno de juego, la imaginación dará un toque de color a nuestras capacidades, marcará la diferencia.

Cuando no utilizamos la imaginación, nuestra vida se vuelve rutinaria, nos volvemos complacientes, y esto es fatídico para que la creatividad aparezca en nuestras habilidades, y la creatividad es fundamental para nuestro éxito… para una vida plena.

Si al color que la imaginación da a nuestro talento, le añadimos la luz que como barniz le da el entusiasmo haciendo que todo resplandezca ¡el lienzo de nuestra vida estará rebosante de alegría, camino del triunfo!

follow us in feedly

Pero no olvidemos jamás que el entusiasmo, la imaginación, e incluso el propósito necesitan para triunfar un esfuerzo consistente y con decisión ¡debemos poner toda la carne en el asador!

El camino no es fácil, no lo olvidemos nunca, pero tampoco olvidemos que nosotros tenemos recursos para salir adelante, y siempre, siempre, podemos ir más allá de donde creemos… ¡Esfuérzate!¡merecerá la pena!

The following two tabs change content below.

César Álvaro

Cofundador de www.ununiversomejor.com y curioso investigador de todo lo relacionado con la felicidad y el éxito. Tratando de sacar lo mejor de mi y de todo lo que me rodea. Con muchos sueños por cumplir y muchísimas ganas de dar guerra por muchos años. ¡Me encanta la vida!
  • GRacias a ti por tu comentario, Sisifo, de vuestros comentarios podemos sacar todos aportaciones fundamentales para nuestro desarrollo, ya que ni Enrique ni yo, estamos en posesin de la verdad.
    En primer lugar creo que por mucha motivacin que tengamos debemos ser conscientes que hay veces que no se alcanza el objetivo, se cae en la batalla, pero debemos aprender de esos fallos (no me gusta llamarlo fracaso, como ya sabrs), para acometer de nuevo ese objetivo u otros, y conseguir el ansiado premio. Como tu bien sabes hay apasionados y motivados ex-fumadores que no han tenido tu xito.
    En segundo lugar, creo que si miras dentro de t, con honestidad, optimismo, y valenta, encontrars ese apasionamiento e incluso la manera de conjugar satisfaccin con realidad, no es facil pero es alcanzable. Efectivamente, puede ser el contenido de otro post.
    Un fuerte abrazo y gracias por ayudarnos a avanzar un poco ms!

  • Sisifo

    Caro Cesare, esta vez te traicion el subconsciente… hablas de esfuerzo y pones una foto del pobre Sisifo, condenado por la eternidad a subir la piedra una y mil veces a lo alto de la montaa, y a que sta se caiga indefectiblemente. El esfuerzo sin pasin es doblemente doloroso y frustrante

    El problema no es el esfuerzo, es la motivacin, y si sta es fuerte no hay objetivo que se resista y adems disfrutars esforzandote (acuerdate de las endorfinas…) Te lo dice un ex-fumador de hace ms de 15 aos.

    Lo que para m es dificil es encontrar esa motivacin, es apasionarme con algo, es (como alguna vez hemos hablado) conjugar la satisfacin y realidad… Pero eso es otro post…

    Gracias por tu blog.

Uso de cookies

Un Universo Mejor utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR