Ausencia de autoestima

Sobre la falta de autoestima

Es sorprendente lo poco que se quieren algunos y algunas. Parecen ser sus peores enemigos. Solo les falta autobofetearse en público, tirarse de los pelos y patearse el culo. Y lo harían, si no fuera por una mera cuestión anatómica.

Parece que les pesara la misma alma. Alma en pena que arrastran esperando a que la vida les abofetee de nuevo para darse la razón a si mismos sobre lo desgraciados que son.

Que curioso. Parece que nada que les digas les sirve. No quieren escuchar nada que no reafirme lo miserables y desventurados que son. Se gustan así. ¿Será esto posible?

Es que soy gordo, calvo, sin estudios, mi madre me llamaba imbécil, soy feo del carajo, narizon y bizco……ya. ¿Y?

Siempre que hablo de esto recuerdo a Danny de Vito, un actor americano de 148 cm y 80 kilos o de Dustin Hoffman, un tio narizon y extraño……rodeados de dinero y reconocimiento.

La autoestima como todo en esta vida es una decisión personal. O eliges quererte o despreciarte.

Es obvio que si te identificas exclusivamente con un cuerpo, obviando tu mente y tu corazón, si crees a pies juntillas lo que otros digan de ti en vez de lo que tú te dices a ti mismo y si grabas y recreas constantemente en tu mente los errores y ridículos del pasado, estás sin duda condenado a maltratarte a ti mismo sin piedad hasta el final de tus días. ¿No te da penita tratarte asi? Ni a tu peor enemigo le tratarías así.

follow us in feedly

Ya hemos hablado aquí de la importancia del dialogo interior que mantenemos cada uno consigo mismo. Cambia de diálogo. Esto es todo.

Aquello que no te guste en ti, si lo puedes cambiar, cambialo y si no puedes olvídalo. Todos tenemos en nuestro interior la misma esencia, lo que parece diferente, lo que parece que nos separa, es el envoltorio y nuestra respuesta a las circunstancias vitales del pasado.

Cada día, cada instante es una nueva oportunidad para mantener la firme determinacion de no arrastrar más por el fango nuestras almas en pena, de mirar de frente al mundo, de sonrier a la vida sin esperar a que nos la devuelva, de dejar de hacernos daño, de tratarnos con cariño.

Cuando te mires al espejo no veas solo un cuerpo, sea como sea es tan solo eso, un cuerpo. No veas un pasado, ve un alma con un corazón vivo, rojo y brillante, ve un presente y un futuro que tú decidas.

Descubre en ti el ser capaz de amar y compartir que en verdad eres . Tú lo sabes bien. Tendrás que soltar lastre, sin duda. Fuera resentimientos, culpas, miedos y miles de pensamientos negativos a los que has dado cancha y demás pesados fardos que han estado ocultando allá abajo muy en el fondo, todo lo bueno que tú eres y está en ti. Perdona todo lo que pensaste que te hizo daño. Pásalo por alto. Descártalo. Perdónate a ti mismo y a todo lo que pensaste y te hizo daño. Esto es lo que te impide vivir.

Tú y yo somos en verdad y en esencia la misma cosa. Lo que mueve el mundo no son los cuerpos ni las circunstancias si no lo que hacemos con los cuerpos y con las circunstancias.

Cuando te veas presto a lamentarte y flagelarte dite a ti mismo que no, que ya no más. Que se acabó tanto miedo y tanto pesar.

¿Por el Amor de Dios cuanto tiempo más vas demorarte en decidir ser feliz?

The following two tabs change content below.

Enrique Miralda

Cofundador de Un Universo Mejor, tipo muy normal con la obsesión muy obsesiva de estar en paz. De Madrid de toda la vida. Un cuarentón camino de la cincuentena pero con alma de chaval. Trabajo en esa cosa rara llamada internet, intentando ayudar a mis clientes a optimizar su negocio en la red.

Uso de cookies

Un Universo Mejor utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies