Tú eres especial (o la fábula del billete de 20 dólares)

Un conocido orador comenzó su seminario con un billete de 20 dólares en la mano. En la sala había unas 200 personas. Esgrimiendo el billete dijo: ¿Quién quiere quedarse con este billete?
Un montón de manos se levantaron. Entonces dijo: «Voy a dar este billete de 20 dólares a alguien, aunque antes, permítanme hacer esto», arrugando completamente el billete.
¿Quién lo quiere? repitió.
Un montón de manos volvieron a levantarse.
Bien, ¿y si ahora hago esto? dijo mientras tiraba al suelo al billete y saltaba sobre él y lo pisoteaba. Entonces lo recogió, el billete estaba arrugado y sucio.
¿Quién lo quiere todavía? repitió de nuevo, moviendo el billete en la mano. Todavía muchas manos se elevaron reclamando el billete.
Tu_eres_especialAmigos, hoy habéis aprendido una valiosa lección. No importa lo que yo le haya hecho al billete, lo seguís queriendo porque su valor no ha decrecido. Aún sigue valiendo 20 dólares.
Algunas veces en nuestra vida, nos sentimos tirados, arrugados y pisoteados por las decisiones que tomamos y las circunstancias que nos surgen. Entonces sentimos que no valemos nada. Pero no importa lo que nos haya pasado o lo que nos pase, nunca perderemos nuestro valor. ¡Tú eres especial, no lo olvides!
Fuente: Internet

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest

César Álvaro

Enamorado de la vida y sus circunstancias. Trabajando día a día por desentrañar y entender los secretos de mi existencia y mi camino por esta vida. Con muchos sueños por cumplir y muchísimas ganas de seguir disfrutando de mi paso por este planeta. ✔︎

Recibe GRATIS el boletín de Un Universo Mejor

¡Entra en la familia de ununiversomejor.com!  Apúntate a nuestro boletín de artículos y noticias para disfrutar de nuestros nuevos contenidos y novedades. ¡No te enviaremos muchos! A nosotros tampoco nos agrada. 😉

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y página web, además del contenido de tu comentario para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.