Atrévete a ser diferente

Atrevete a ser diferente
Es hora de tomar decisiones. De desmarcarse. De vivir como un valiente y no morir como un cobarde. De vivir plenamente y no morir lentamente.

Es hora de hacernos caso a nosotros mismos, dejar de embobarnos y alienarnos. Basta de hacer girar nuestras vidas en pos de cosas que en verdad solo importan a unos pocos. A los que pretenden manejar este mundo como una enorme fábrica en donde los grandes beneficiados son solo ellos mientras nos tienen contentos con unos pocos azucarillos.

Vale ya de dejarnos convencer por sonrisas falsas, falsos talantes, gestos fatuos y palmadas en el hombro mientras nos atan en corto.

Es hora pues de ser diferentes de lo que el mundo espera, de buscar nuestro propio y verdadero camino, aquel que nos hace sentirnos bien, plenos y felices. No tenemos más misión en este extraño mundo que ser lo más felices posible. ¿Acaso crees que tienes otra?.

Vale ya de vivir con miedo, siempre temerosos de algo, si no es de la crisis, es de la gripe A, la bajada de la bolsa, el paro, el terrorismo, la soledad, el que dirán, la enfermedad o la muerte. Vale ya de tanto miedo.

No tiene porque ser así. No importa lo que te digan, siempre encontrarán argumentos para mantenerte en tu puesto, firme y además agradecido y sin rechistar.

Son listos pero no pueden hacerte en verdad daño ninguno. Solo si tú se lo permites. Eres libre de vivir tu vida como tu alma te exija. No te hagas más el sordo, ni el ciego ni el tonto. Ve más allá de las simples apariencias, mas allá de bonitos decorados y vacíos discursos.

No agaches mas la mirada, con las manos en los bolsillos y encojido de hombros. Vive la vida con valor, alegría y en paz. Busca la unión entre los hombres, no juzgues a nadie hasta ponerte antes en sus zapatos. No guardes resentimiento ninguno, se te encostrará en el alma y solo hallarás sufrimiento y desdicha. Ese no eres tú.

Perdona, perdónalo todo. No tiene importancia. Echalo a un lado y traspón todo aquello que te impida ser feliz cada minuto de tu vida. Se agradecido a todo y por todo, gracias a la vida, al aire que respiras, a la puesta de sol, a la brisa marina, a la oportunidad de cada día y a cada sonrisa que recibas. Huye de todo sufrimiento, pese a lo que te hayan dicho, no es la manera de aprender, solo si así lo crees, pero no lo creas porque no lo es. La felicidad y la dicha no son el destino, son el camino.

Decide ver solo lo bueno, y eso es lo que verás. Se intransigente con esto, no des cabida a los malos pensamientos, solo te harán mal.

Acuérdate de preguntarte siempre ¿para qué?. No hagas nada que no te haga sentir bien.

No creo en mártires, ni en víctimas. Creo en hombres libres conscientes de una vez por todas de su poder de decidir. Hombres que despiertan de un largo letargo que no ha llevado a nada. Hombres dispuestos a cambiar las cosas, de una en una, de poco a poco. Sin más demoras.

No hay nada que perder y todo que ganar. Mira mas allá de las estrellas, y búscate en ellas. Busca la luz dentro de ti.

No escuches a derrotistas y fracasados, al contrario sonríeles y enséñales que ellos también pueden marcar la diferencia, solo han de atreverse. Ellos también pueden hacerlo. Pero tampoco insistas, no han de retrasarte en tu camino. Ellos tendrán su propia ruta que seguir.

Ayuda a todo aquel que te lo pida y si no te lo pide, ofrécete.

Imagina un mundo donde nos dedicásemos a ayudar al prójimo a conseguir sus sueños en vez de empujarnos los unos a los otros para ver si llegamos antes y nos quedamos con el premio. ¿Pero qué premio?

Aprende a darle valor a lo que en verdad lo tiene y recuerda que todo lo que tenga un precio ya no vale nada.

¿En verdad que necesistas? ¿No has aprendido aun que cuanto más tienes más lejos estas? ¿Cuando te vayas de aqui que te llevarás? Solo los buenos pensamientos y los buenos recuerdos, los gestos de amor, la gente a quien quisiste y te quiso. No podrás llevarte nada más. Ni falta que te hará.

Bendice al mundo con tu sonrisa, una mirada clara, serena y confiada. Bendice la vida con gestos de amor. Donde creas ver ataque ve una petición de ayuda. No estes a la defensiva, no puedes ser dañado. Nadie puede ganar nada con ello.Tu eres la vida misma. ¿Lo dudas?

No le das tanta importancia al cuerpo, no la tiene. Solo es un medio de comunicación. Tu no eres en verdad un cuerpo. Eres una mente que gobierna y usa un cuerpo para comunicarse, aprender y hacer el bien.

Pregúntate que haces aquí. Busca y halla la respuesta. No es cosa de chalados, porretas ni filósofos aburridos averiguar esto. En verdad no tienes nada más importante que hacer. Piénsalo bien.

Busca en ti aquello que es más grande que tú, que yo y que todo lo abarca. Dios, la Vida, la Verdad, el Amor, el Conocimiento o como quieras llamarlo. Pásalo bien, se feliz. Este es el éxito al que estamos abocados. Todos.

No nos demoremos más.

Cuídate mucho.

The following two tabs change content below.

Enrique Miralda

Cofundador de Un Universo Mejor, tipo muy normal con la obsesión muy obsesiva de estar en paz. De Madrid de toda la vida. Un cuarentón camino de la cincuentena pero con alma de chaval. Trabajo en esa cosa rara llamada internet, intentando ayudar a mis clientes a optimizar su negocio en la red.

Uso de cookies

Un Universo Mejor utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies