gratitud y felicidad

La gratitud, el camino más corto a la felicidad

 

Si intentamos dar una definición académica de lo que es la gratitud, podríamos decir que es el agradecimiento. Además podemos añadir que es un sentimiento de estima y reconocimiento que una persona siente hacia aquel que por diferentes caminos le hace un favor o le presta un servicio, y por el cual desea corresponderle.

Ya, esa es una definición académica pero… ¿Qué es de verdad la gratitud?

Pues a mi más modesto entender la gratitud es una forma de entender la vida, un atajo hacia la verdadera felicidad. 

No es que las personas felices sean agradecidas, sino que las personas agradecidas son felices. Esta mágica palabra, convierte lo que tenemos en suficiente. Asimismo dar las gracias por lo que tienes transformará tu vida, con absoluta rotundidad.

La felicidad no es un destino, sino una travesía con altibajos, desafíos, desencuentros y pasiones… la felicidad es intrinseca a la vida… a la existencia. La gratitud da sentido a nuestro pasado, trae paz al presente e ilumina nuestro mañana.

Según la neurociencia la gratitud nos hace felices. Los psicólogos Emmons y McCollough publicaron un estudio acerca de la gratitud y acabaron concluyendo que está ligada de forma intima a una mejora sustancial del optimismo, la esperanza, la vitalidad, la empatía, la satisfacción con la vida y a la felicidad. Y concluyeron que aquellos que transformaban esta actitud en un hábito de vida se sentían más optimistas y felices con sus vidas.

Uno de los frutos más importantes de la gratitud es que contribuye a generar felicidad. “Lo importante de la gratitud es que no solo ayuda a los individuos sino a la sociedad en general. La gratitud es una virtud cívica”, opina Emmons. ¿Te acuerdas de este post? : El virus de la felicidad ¿Has contagiado a alguien? 

Según otros estudios, las personas que sienten más felices consiguen una existencia más longeva, mejores ingresos, mejores relaciones. Además también gestionan con mayor habilidad los problemas profesionales y personales que aparecen en sus vidas. Posiblemente muchas de nuestras preocupaciones terminan cuando la gratitud comienza.

¿Cómo podemos expresar la gratitud?

Pues de multitud de formas, dando simplemente las gracias a las personas con las que nos relacionamos, agradeciendo mentalmente al Universo lo que tienes, escribiendo una nota personal a alguien, controlando los pensamientos negativos en nuestra mente, comparando situaciones vividas con otras de otras personas… La forma es lo de menos, lo importante es realizarla. Y si la conviertes en un hábito mucho mejor, pues conseguirás transformar tu forma de encarar la vida sin que haya ocurrido nada especial; es decir: estar agradecido por todo y por nada a la vez. 

Recuerda que la gratitud es la memoria del corazón, a menos que pensemos en los demás y hagamos algo por ellos, perderemos una de las mayores fuentes de felicidad.

Te propongo que dediques un día a tomar conciencia de cuantas personas nos sirve de forma desinteresada en un solo día de nuestra vida, si lo haces de verdad,  no podrás más que sentir puro agradecimiento. El siguiente paso es expresarlo de una u otra forma… aunque solo sea con una sonrisa, a veces un pequeño gesto se convierte en un gran momento para alguien.

Si, se que a veces es complicado, pero para todo hay una primera vez…

Habrá quien piense que para apreciar o poder verbalizar esa sensación primero debe ocurrir algo que lo motive a hacerlo; es decir, que la emoción debe ser la consecuencia de un acontecimiento favorable a ella. Pero no tiene por que ocurrir de esta forma pues es posible sentir gratitud sin que nada especial haya ocurrido antes.  quizás debamos anticiparnos y dar gracias por algo que aún no ha sucedido. Aunque esta posibilidad es extraña para la mayoría de nosotros tiene muchos puntos a favor. La fundamental es que podemos  estar agradecidos en este mismo momento, sea cual sea la realidad que estamos viviendo, nuestro ADN emocional está modificado incluyendo la gratitud.

Uno de los hábitos comunes de las personas felices es el de empezar el día, nada más despertarse dando gracias, de esta forma generan una actitud dichosa para el resto de la jornada.

Las personas agradecidas tienden a estar satisfechas con lo que tienen y por eso son menos proclives a emociones como la decepción, el arrepentimiento y la frustración, al ser más felices estas personas son más amables y mantienen buenas amistades, buenas relaciones.

Demos gracias a las personas que nos hacen felices; son los adorables jardineros que hacen florecer nuestras almas” Marcel Proust

Louise L. Hay, escritora de temas motivacionales que se especializa en  sanación con la mente , técnicas de pensamiento positivo, y afirmaciones positivas, nos dice: Debemos ser agradecidos hasta con los retos y momentos difíciles a los que nos enfrentamos. Pues éstos nos hacen más fuertes y más compasivos como seres humanos.

La gratitud es un bálsamo para aliviar nuestro ego – César Álvaro – @cialvaro - ¡Compártelo!    

A continuación te dejo con su oración de la gratitud

En el fondo del centro de mi ser hay un pozo infinito de gratitud. Lleno mi corazón, mi cuerpo, mi mente, mi consciencia y todo mi ser con esta gratitud, que sale de mí en todas direcciones, llega a todo lo que hay en mi mundo y vuelve a mí en todas direcciones, llega a todo lo que hay en mi mundo y vuelve a mí en forma de más cosas por las que sentirme agradecida. Cuanta más gratitud siento, más consciente soy de que la provisión es infinita. Expresar mi gratitud me hace sentir bien, es como un agradable calorcito en mi vida.

Estoy agradecida por mí y por mí cuerpo. Agradezco mi capacidad de ver y oír, de sentir, saborear y tocar. Agradezco mi casa y cuido amorosamente de ella. Doy gracias por mis familiares y amigos y disfruto de su compañía. Agradezco mi trabajo y en todo momento le doy lo mejor de mí. Agradezco mis talentos y capacidades y los expreso constantemente de maneras que me satisfacen. Doy gracias por mis ingresos y sé que prospero adondequiera que vaya. Agradezco mis experiencias pasadas porque sé que forman parte del crecimiento de mi alma. Agradezco la naturaleza entera y respeto a todos los seres vivos. Doy gracias por el día de hoy y por todos los mañanas que han de venir.

Siento gratitud por la Vida ahora y siempre.

A continuación te dejo con un video muy ilustrativo que te mostrará una forma de ser agradecido con otras personas:

 

 

Demos gracias a los que nos hacen felices; son jardineros que hacen florecer nuestras almas” Marcel Proust - ¡Compártelo!    

Para despedirme quiero darte las gracias por haber leído este artículo, gracias de corazón por estar ahí.

The following two tabs change content below.

César Álvaro

Cofundador de www.ununiversomejor.com y curioso investigador de todo lo relacionado con la felicidad y el éxito. Tratando de sacar lo mejor de mi y de todo lo que me rodea. Con muchos sueños por cumplir y muchísimas ganas de dar guerra por muchos años. ¡Me encanta la vida!