Si sabes donde vas, encontrarás la forma de llegar.

No se si te ha pasado alguna vez que de repente tienes que ir a algún sitio al que nunca antes habías ido y no tienes la menor idea de cómo llegar hasta él.
A mi me ha pasado bastantes veces. Ahora es más fácil con esto de los GPS, pero he estado muchos años visitando clientes y tenia que tirar del famoso y bendito callejero.

Pero siempre hay alguna dirección que no aparece y a pesar de llamar por teléfono al cliente no saben explicarte como llegar. Pese a que todo se te pone en contra, y aunque acabas dando un par o tres rodeos de más, finalmente llegamos. Aunque puede que con cierto retraso. Pero asumible.

En cuanto a nuestros sueños y objetivos pasa algo parecido. En un principio puedes pensar que no tienes la más mínima idea de cómo llegar hasta ellos, pero una que vez que tienes claro que quieres ir hasta allá, ya te apañarás para encontrar la manera de hacerlo. Debes confiar en ello.

Pasa además que cuando tienes claro tu destino, -“tu propósito”-, te irás encontrando “casualmente” con pistas que te indicarán el camino.

El estado mental que se produce cuando tienes claro adonde vas,- “ese peculiar estado de determinación”-, hace que veas las señales con especial facilidad. Y si no las encuentras las pones tú allí.

Ya hemos dicho alguna vez en un post anterior que “para quien no sabe a donde va ningún viento es favorable y yo añado que ningún puerto es lo suficientemente bueno”, sin embargo para el que lo sabe, todo viento es favorable aunque solo el puerto elegido es el bueno.

 
La confianza en ti mismo
y en encontrar la forma de llegar, es vital. Quizás no sea como inicialmente habías previsto y tendrás que cambiar de ruta cuantas veces sea necesario. Quizás tengas que volver al punto de partida pero es igual, sabes que al final encontrarás la manera.

follow us in feedly

De cualquier manera, yo pienso que todos llevamos un GPS interno de última generación, que si se sabemos interpretar y le hacemos caso, nos guiará sin mayor problema. El problema es que generamos interferencias que nos impiden leerlo correctamente. Como son la falta de confianza, la impaciencia, etc, etc….

A continuación entra en juego otra cualidad importante y es la perseverancia.

Podemos encontrarnos con obras en la calzada y tener que dar la vuelta y buscar otra alternativa. O con zona peatonal y tener que dejar el coche e ir andando con lo cual tardaremos más o con atascos que pondrán a prueba nuestra paciencia.

Cuando esto ocurra acuérdate de tu destino y visualízate habiendo llegado finalmente y pasarás mejor los baches del camino.

Cuando sabes adonde vas, abres tu mente a nuevas formas de pensar y te vuelves más creativo y ves soluciones donde antes veías problemas.

Está claro. ¡Todo son ventajas! para quien sabe bien a donde va.

The following two tabs change content below.

Enrique Miralda

Cofundador de Un Universo Mejor, tipo muy normal con la obsesión muy obsesiva de estar en paz. De Madrid de toda la vida. Un cuarentón camino de la cincuentena pero con alma de chaval. Trabajo en esa cosa rara llamada internet, intentando ayudar a mis clientes a optimizar su negocio en la red.

Uso de cookies

Un Universo Mejor utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR