Focalizar tu atención

Algunas ideas para focalizar tu atención en lo importante de verdad.

He puesto en el título ideas, y quizás deba decir sensaciones. No lo sé, ya me dirás tú. Para empezar, permíteme que te deje con una metáfora para contestar a la pregunta: ¿Qué significa focalizar tu atención en lo importante ?

Nuestra vida en el mundo actual, con la vorágine de prisas y distracciones que tenemos, se puede asemejar a una gran autopista. Una gran calzada por la que transitamos todos nosotros intentando llegar a donde sea con la mayor rapidez.  Y también de la manera más confortable posible para nosotros, bien cómodos sentados en un coche o autobús y acompañados de gente.

Nos olvidamos de esas bonitas rutas andando, por caminos de tierra, con paisajes maravillosos y que recordaremos con buen sabor de boca. Las recordaremos siempre con cariño, pese a las ampollas en los pies, el polvo del camino, o las inclemencias del tiempo. O incluso disfrutando de esa extraña soledad que te abraza. Pues bien,  Esto último creo que es vivir sintiendo el aliento de la felicidad en tu piel ¿No crees?

Y para ser feliz hay que focalizar nuestra atención, nuestra mente y nuestro corazón en ello. Olvidarnos de lo que otros nos hacen creer que es lo principal. Olvidemonos del trabajo, el dinero, el estatus social y demás tonterías, si has oído bien… Tonterías. Lo importante está en tu esencia, en tu auténtica razón de ser.

¿Qué entiendes por focalizar tu atención?

La definición que más me agrada o convence, por la energía y fuerza que genera por si misma es esta:

“Hacer que un haz de rayos luminosos, un haz de electrones, una onda sonora u otra forma de energía converjan en un punto común.”

Es decir, dirigir, orientar, encauzar pero…¡¡¡En plan atómico!!! ¡Con todos los poros de nuestra piel!

Focalizar es una cuestión de atención. Allá donde está tu foco, está tu atención. Por supuesto, donde esté tu atención, eso es lo que potenciarás, lo que atraerás, lo que crearás. lo que creerás. Si tu felicidad aparece en el trabajo adelante, tu decides. Creo que este es uno de los grandes problemas a los que nos debemos enfrentar en nuestro viaje de vida. Hay que aprender a situar en nuestro mapa emocional donde vamos a situar nuestra felicidad. Hay que focalizarse y después ir a por ella con decisión. Y el medio para alcanzarla puede ser muy diferente para unos y para otros.

 ¿Cuántas veces nos focalizamos en algo algo y a los dos minutos ya lo hemos abandonado?

¡El que esté libre de culpa, que tire la primera piedra! Cuando esto ocurre, nos estamos estancando, estamos diciendo adiós a nuestro propio progreso personal. Nos estamos acomodando, y jugando a empatar partidos no se suelen ganar campeonatos.

Es fundamental tener claro lo que queremos, hacia donde debemos ir… Y tener determinación para alcanzar el lugar deseado…… debemos focalizarlos en un propósito bien definido.

Existen muchas actividades, que nos permiten enfocar bien nuestro tiro y de esta forma ir dando pasos positivos día a día, partido a partido. Es la única manera de avanzar… podemos y debemos hacerlo.

Jugando a empatar partidos no se ganan campeonatos, y menos en el de la vida – César Álvaro – @cialvaro - ¡Compártelo!    

¿Qué tenemos que hacer?

Si nos concentramos en lo que nuestro corazón nos dicta, encontraremos la forma de llegar a donde queramos. Se trata de focalizar tu atención.

Te voy a hacer una pregunta: ¿A que cuando vas a iniciar un viaje a algún sitio, habitualmente miras por internet como llegar y el tiempo que hace? ¿A que te informas de muchas cosas sobre el lugar y preparas la ropa más adecuada? ¿Y a que incluso los más previsores lleváis hasta vuestro propio botiquín? En definitiva te pones a planificar como un loco, pues todos tus sentidos están pendientes de ese viaje.

Pues bien, eso es enfocar… si lo haces para un viaje, ¿Por qué no lo haces para el gran viaje que es tu vida? ¿No es mucho más importante?

Si vas dando pasos poco a poco, sin obsesionarnos con la meta, pero sin olvidarla, ni mucho menos, más fácil nos será llegar. El éxito y la felicidad no se generan de forma espontánea, ni por azar, es el resultado de esfuerzos conjuntos y simultáneos. Quizás sea vital centrarnos en impulsar nuestra vida.

El aprendizaje no es en qué tarea te focalizas. Es saber enfocar tu centro, y vivir desde allí. Vivir enfocado, focalizado en ti.  Ahí dentro ya eres atención e intención y tienes toda la energía necesaria. El resto se irá centrando solo. Las respuestas aparecerán, y con ellas tu felicidad.

Dios no jugó a los dados con el Universo

Esta frase dicen que es de Albert Einstein. Todo está entrelazado en la vida. Muchas veces no se trata de ir por el camino recto sino desviarnos y tener otras experiencias, otras sensaciones.  Focalízate allí. 

Estoy convencido que si realmente queremos, podemos. Todos tenemos recursos ilimitados, unos posiblemente los tengan más desarrollados en unos campos y otros en los opuestos. Pero si nos ponemos a escarbar sobre nuestra superficie, si realmente queremos encontrar esa luz que nos guíe en nuestra aventura, lo conseguiremos… Encontraremos algo en que focalizarnos para llegar donde queremos.

 No quiero que erróneamente creas que encontrar esa luz que ilumina en el horizonte se consigue en dos días, Seguramente tardarás bastante más, por lo menos a mi no me llega ese “momento focus” con rapidez. Pero lo que si tengo claro es que buscando con tesón y paciencia, conseguirás encontrar al menos otras luces. Estás quizás sean simples luciérnagas, que te inspiraran, te motivaran y te irán acercando poco a poco a tu objetivo.

Dios no jugó a los dados con el Universo – Albert Einstein - ¡Compártelo!    

Realicemos acciones por pequeñas que sean para llegar a donde queremos. ¡Tienes que focalizar tu atención en buscar tu felicidad!

The following two tabs change content below.

César Álvaro

Cofundador de www.ununiversomejor.com y curioso investigador de todo lo relacionado con la felicidad y el éxito. Tratando de sacar lo mejor de mi y de todo lo que me rodea. Con muchos sueños por cumplir y muchísimas ganas de dar guerra por muchos años. ¡Me encanta la vida!