El Karma, ese boomerang que va y vuelve a tu vida

Hace poco estuve charlando con un amigo acerca de los viejos tiempos y las conexiones con nuestro momento actual. Y en el transcurso de la conversación este me comentó: “El karma está haciendo conmigo lo que quiere, estoy pagando con creces mis equivocaciones”. Esto me hizo pensar, reflexionar mucho acerca de como había transcurrido mi vida hasta entonces. ¿Y sabes que te digo? Qué  creo que a mi ese extraño boomerang llamado el Karma, también me ha pegado fuerte en alguna ocasión. Quizás de lo único que estoy seguro es que ha sido de forma merecida ¿ O quizás no?

El karma no es la venganza del Universo, es el reflejo de mis acciones - ¡Compártelo!    

¿Qué es el karma?

La ley del karma es un ejemplo especial de la ley de causa y efecto. Qué establece que nuestras acciones físicas, verbales y mentales son causas, y nuestras experiencias son sus efectos. Cada ser humano tiene experiencias y pensamientos únicos que son fruto de las acciones que cada uno ha realizado en el pasado.

Por otro lado y dado que no existen dos seres que hayan realizado las mismas acciones en el pasado – y aquí y dependiendo de nuestras creencias podemos incluir vidas pasadas – nadie puede tener los mismos estados mentales, experiencias y apariencia física que otro.

Podemos ser parecidos pero nunca iguales. Cada uno tiene en exclusiva un karma individual, nuestra salud, nuestro físico, estados emocionales, creencias, miedos son siempre únicos y estos conforman la mochila del karma.

Nuestras acciones tanto mentales, físicas o verbales van dejando un poso en nuestra mente. Y estos posos tarde o temprano acaban dando resultados. Dependiendo de lo que sembremos en nuestro cerebrito, recogeremos felicidad o desdicha.

Permíteme que te pregunte:

¿Alguna vez no has recordado algo que paso hace mucho tiempo y que tenías olvidado y de pronto aparece para dar significado a algo? Alguna vez que te han hecho algo malo a ti ¿te has acordado de alguien a quien tu se lo hiciste en su momento?

Pues bien , tu amigo el karma ha sido el que se ha preocupado de seleccionar y ponerte delante esa experiencia del pasado, pues quizás el momento de aprendizaje para ti ha llegado. Podemos decir que es posible que suframos o nos sintamos desdichados pues hemos cometido algunas acciones perjudiciales en nuestro pasado. ¿A qué acciones me refiero como perjudiciales? Tú ya las sabes… ¿Verdad?

La forma en la que te trata la gente es su karma; cómo les tratas tú es el tuyo.-Wayne Dyer. - ¡Compártelo!    

Es una necesidad para mejorar nuestra vida el intentar que nuestras acciones sean lo más puras posibles.  De esta forma nuestro Universo tanto interior como exterior sera lo más sano y feliz posible. Y para ello debemos ir erradicando todos esos pensamientos y acciones que no suman, sino que restan en nuestras vidas, tales como odio, venganza, daño, miedos … Esto conseguirá la verdadera felicidad y tranquilidad en nuestras vidas.

Podemos decir que el karma lo que hace es devolvernos las energías que en su momento pusimos en movimiento, sean estas positivas o negativas. Por consiguiente, quizás por ello tengamos que venir a este mundo en diversas ocasiones, para ir purificando nuestro interior, para seguir aprendiendo, para ir aclarando la tonalidad de nuestro alma, de nuestro karma. O quizás no.. ¡Quién sabe!

¿Qué conexiones tiene el karma?

Primeramente este concepto del karma parece ligado a religiones orientales. Recuerda que El propio Jesús comentó: “El que siembra, cosecha”. Además incluso tenemos el caso de un filósofo poco apegado a las creencias religiosas como el propio Voltaire que dijo:

“No es más sorprendente nacer dos veces y no una; pues todo en la naturaleza es resurrección”.

Resurrección, reencarnación… ¿No es lo mismo? Quizás sea el mismo instrumento de limpieza de nuestras acciones para seguir evolucionando, continuar aprendiendo… ¿No crees?

En ocasiones El karma es confundido con un premio si es algo bueno o un castigo o maldición si es malo, cuando lo que en verdad es una elección, pues somos los creadores de nuestra felicidad o sufrimiento. Sin embargo es mucho más fácil echarle la culpa a otros y dejar de asumir nuestras propias responsabilidades. ¡Ha sido el destino! ¡No ha sido culpa mía! Recuerda que asumir la responsabilidad en nuestra vida, manejar nuestro destino y no dejarlo al azar nos acerca a la libertad.

Cómo tal elección es muy sencilla, simplemente confrontar amor con odio y decidir quién queremos que llene nuestra vida… ¡Vaya narices tengo al decir esto! ¿Verdad? En la práctica es bastante más complicado de lo que creemos pues existen tantos condicionantes, creencias, y obstáculos que podemos llegar a bascular de un lado al otro, cayendo algunas veces, o muchas en el lado oscuro. Debido a esto tenemos que mostrar actitud y esta posiblemente sea la de convertirnos en generadores de karma bueno. Vibremos de forma positiva, dándolo todo, con compromiso. Y con pasión y mucho amor para de esta manera poder llegar a vivir en Un Universo Mejor. ¿Te apuntas?

¿Quieres profundizar sobre el karma?

Te dejo con

¡No te los pierdas!

¡Qué tengas un día maravilloso!

The following two tabs change content below.

César Álvaro

Cofundador de www.ununiversomejor.com y curioso investigador de todo lo relacionado con la felicidad y el éxito. Tratando de sacar lo mejor de mi y de todo lo que me rodea. Con muchos sueños por cumplir y muchísimas ganas de dar guerra por muchos años. ¡Me encanta la vida!

Uso de cookies

Un Universo Mejor utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies