Mis reflexiones sobre un curso de milagros

Hace más de 15 años que cayó en mis manos este maravilloso libro que bien puedo decir marcó la fecha de mi segundo nacimiento. 

La presencia de este libro en mi vida ha sido constante desde entonces y raro es el día que no tiene un hueco prioritario en mis pensamientos.

Permíteme que te cuente como llegue a él.

Por aquellos años recuerdo estar pasando un sábado en un pueblito precioso de la sierra madrileña cuando recibí la llamada de mi ex mujer que llorando me informaba que a su hermano pequeño le habían detectado una enfermedad terminal dándole 9 meses de vida.

Yo adoraba y adoro a mi familia política de la cual nunca recibí otra cosa mas que cariño sincero. Y la noticia me cayó como jarro de agua helada.

Efectivamente 9 meses después mi cuñado Raúl nos dejó. A raíz de aquello intenté encontrar sentido a lo que yo pensaba era una marcha prematura y al desesperado sufrimiento de su familia.

Me dió por leer al respecto y buscar respuestas allá donde podía. Curiosamente en la mayoría de los libros que caían en mis manos se hacía referencia a Un curso de mIlagros.

No le di mayor importancia pero las referencias al curso de milagros eran permanentes hasta que un día decidí buscarlo en las librerías y aunque me costó encontrarlo finalmente di con él.

La primera vez que lo vi me sorprendió negativamente el tamaño del mismo y su enorme numero de paginas pero aun asi, lo tomé, lo abrí por una página cualquiera.y mi primera impresión es que alguien había escrito aquello bajo los efectos de algún estupefaciente alucinógeno. 

No entendí nada. Lo cerré, lo dejé donde estaba y me fuí.

Esto se repitió por varias veces más, pero ya que no dejaba de aparecer por todos los libros que leía hasta que un día volví a la librería. Abrí el libro por una página cualquiera, entendí y me lo llevé a casa.

Bendigo ese día desde entonces.

Es curioso como los dos libros que me marcaron de especial manera hablen de lo mismo. El primero fue “Ilusiones” de Richard Bach cuando tenía unos 18 años y el segundo “el curso de milagros”.

¿De qué hablaban los dos? De ilusiones.

Un curso de milagros es un libro rompedor. No es para todo el mundo pero acabará siéndolo tarde o temprano porque como bien dice, de una manera u otra todos deberemos sanar nuestra mente y recordar quienes somos en verdad.

Es un curso para la sanación mental. Defiende de manera clara y contundente que este mundo es tan solo una ilusión fruto de una idea loca de la que olvidamos de reírnos y nos tomamos en serio. Y ello dió inicio al tiempo, al espacio y a todas las cosas físicas y al sueño de la separación de lo que es UNO Y TODO.

Esa es mi explicacion del Big Bang donde en un principio no había nada y de repente todo. 

¿De dónde salió todo lo físico? De la nada que lo es todo.

Portada del libro Un curso de milagros

¿Qué dice el curso de milagros?

El curso de milagros de milagros dice que este mundo es el reflejo de nuestras deseos y que vemos en él el cumplimento de nuestros deseos hasta el más mínimo detalle.

También dice que el mundo que vemos no es real porque parte de una idea imposible y es que Dios pueda separarse de una parte de SÍ mismo.

Este mundo es el reflejo de la creencia en la separación de Dios de sí mismo y obviamente esto no es posible pues DIos y su creación son UNO, no pudiendo de ninguna manera ser dos o más.

El curso de milagros dice que la manera de sanar nuestras mentes y volver a recordar nuestra verdadera identidad es a través del perdón. Pues todo lo que vemos es ilusorio y juzgarlo hace que le demos realidad para nosotros.

Dios es EL AMOR. LA DICHA Y LA GLORIA ABSOLUTAS. Es un concepto que el estado de nuestra conciencia o mentalidad actual nos es imposible abarcar pero que poco a poco se nos va acercando cada vez un poquito más. 

DIOS no tiene forma alguna, ni principio ni fin, ni opuestos de ningún tipo pues es lo único que existe. DIOS ES y NADA MÁS ES.

Si es así, si DIOS es todo cuanto es ¿Quién soy yo?. Respóndete tú mismo.

¿Si tú fueras el AMOR qué harías?. 

¿No querrías extenderte a ti mismo en una creacción de manera infinita para hacer infinitos Dioses que gozasen de la misma dicha que TÚ?

Según el curso de milagros esto es lo que hizo DIOS. Se extendió a sí mismo en su hijo, al que podríamos llamar  CRISTO. Por así decirlo se clonó a sí mismo infinitas veces y sigue haciéndolo. 

Esta creación es la CREACIÓN DE DIOS, al que podríamos llamar el HIJO DE DIOS o el Cristo.

Dice el curso de milagros que de alguna forma ocurrió un pensamiento donde el hijo de Dios se planteó la loca, absurda e imposible idea de separarse  de su Padre y ese pensamiento, debido al poder de quien somos se convirtió en una ilusión donde poder vivir esa posibilidad imposible de estar separados de nuestra fuente y Padre y de estar separados pues de nuestra verdadera identidad.

El hijo de Dios no puede separarse de su padre fuente pero si puede soñar que lo está. Y esto es el mundo que ven nuestros ojos.

Si te separas del amor, ¿qué queda? Odio y miedo

Si te separas de la dicha, ¿qué queda? Desgracia y lamentos

Si te separas de la paz, ¿qué queda? Guerra, violencia y lucha sin descanso

Si te separas de la abundancia, ¿qué queda? Escasez y miseria

Si te separas de la vida, ¿qué queda? Enfermedad, vejez y muerte.

¿Te suena a algo? Correcto, es la descripción del mundo que ves.

Recuerdo que mi primer contacto con un maestro del curso de milagros de milagros fue a través de mi amiga Natalia y un buen dia fuimos a una clase suya. Yo salía de mi trabajo vestido de ejecutivo agresivo y tras escuchar la clase en donde curiosamente todo eran mujeres mi ego se dispuso a bombardear de preguntas al maestro que impartía el curso de milagros.

La verdad es que si bien es cierto que de allí salió lo que considero una bonita amistad con aquel maestro del curso de milagros, aquella experiencia me hizo pensar que el asistir a clases del curso de milagros no era mi camino. De hecho el curso de milagros habla que se trata de un curso de auto realización y advierte de manera muy amorosa de aquellos que lo convierten en otra cosa ajena a lo que el curso de milagros es. 

No es el caso de mi amigo, que en mi opinión hace una gran labor expandiendo el mensaje del curso de milagros. El único problema es que demasiada gente deja su auto realización en manos de otros cuando solo está en las manos de cada uno de nosotros.

Otra cosa que observé en aquella clase y en alguna que otra que después fui es que la mayoría de los participantes no buscaban la verdad, tan solo buscaban alivio a sus problemas la mayoría de ellos de índole sentimental de pareja. Lo cual en mi opinión si bien es lícito buscar mejorar la vida de pareja de cada uno, no es en sí mismo el mensaje del curso de milagros. 

¿Qué pretende el curso de milagros?

El curso de milagros va mucho más allá. El curso de milagros pretende ayudarnos a recordar quién somos y ante este hecho cualquier otro problema se reduce  nada.

Recuerdo que el evangelio en Mateo 6:33 dice “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas las demás cosas os serán añadidas”. Sin embargo, nosotros nos empeñamos en ir primero a por las demás cosas.Y esto es así porque no sabemos quienes somos en verdad, confundiendonos con la identidad forjada por el ego.

Nosotros somos el reino de Dios, somos el AMOR de Dios al extenderse en nosotros.La justicia del Reino de Dios es el AMOR. No hay más justicia que esa.

El curso de milagros dice que no todo el mundo está preparado para el curso de milagros pero que es solo  el tiempo (que no existe) lo que aparentemente nos separa o aleja de él.

La estructura del curso de milagros

El curso de milagros está dividido en cuatro partes: la 1ª es el texto o la parte teórica por así decirlo, la 2ª es el libro de ejercicios y son 362 pensamientos a trabajar uno por cada día del año, el 3º es el manual para el maestro, para aquellos que quieran convertirse en maestros del curso de milagros y la 4ª es una apartado de aclaración de términos.

Uno de los fundadores de la fundación basada en el libro una vez dijo: “que si no has querido en alguna que otra ocasión tirar el libro por la ventana , quemarlo o patearlo es que nos te has metido en profundidad con el curso de milagros de milagros”. Doy fe de ello 🙂

El curso de milagros de milagros rezuma amor por cada una de sus páginas. Amor y paz pero en la primera parte hace mucho hincapié en el ego y esto puede ser cansino y hasta doloroso pero absolutamente necesario. 

El ego y el curso de milagros

El ego según el curso de milagros es el sistema de creencias basado en lo imposible, que es la separación de una parte de Dios de SÍ mismo. Es una locura.

Y eso es el ego , locura y demencia. Por eso el curso de milagros se basa en el perdón de las ilusiones que el ego genera a través del mundo que vemos, pues el ego solo habla de ilusiones que son justo lo contrario a la verdad.

El perdón y el curso de milagros

El método del curso de milagros para salir de este sueño de ilusiones dementes es el PERDÓN. 

EL PERDÓN entendido como ignorar o pasar por alto, sin dar valor ninguno a nada que no te hable de amor y paz, pues amor y paz es lo que DIOS ES y NOSOTROS SOMOS.

No hay otros ahí afuera que nos quieran hacer daño, DIOS no tiene opuestos. Todo lo que ES, es la creación de Dios y ES UNO Y LO MISMO. No hay separación, solo los ojos físicos del cuerpo/ego nos muestran cosas físicas que aparentan separación. Nada más. Esa es la ilusión.

Espero haber podido aportado algo de luz sobre este maravilloso libro lleno de amor, vida y de verdad.

Si decides encararlo por la directa te recomiendo paciencia. No hay prisa ninguna. Todo está bien, finalmente sea como fuere despertaremos de este loco sueño y sabremos quienes somos. Recordaremos nuestra filiación divina. En último término como bien dice el curso en algún momento: “ no tienes que hacer nada, excepto no interferir”.

LLevo 15 años con el curso de milagros y sigue siendo un aprendiz de primer año pero la aventura y todo lo que me ha ido dando en este tiempo no tiene precio.

Algunas veces cuando hablo con alguien al respecto del curso les suelo recomendar como antesala leer el libro de Gary Renard, “La desaparición del universo”. Un libro que te permite entrar con el curso de una manera suave, novelada pero bastante completa en mi opinión.

Se me viene a la memoria una fresa de unos fundadores de la “fundación para la paz interior “ que editó el libro: “al final de todo se trata de ser bondadosos con el prójimo y tratar de ver sus intereses como los nuestros”. Pues al fin y al cabo todos somos UNO Y LO MISMO. Lo hagas al prójimo te lo haces a ti mismo.

Te dejo con uno de mis párrafos favoritos del curso: 

“Haz simplemente esto: permanece muy quedo y deja a un lado todos los pensamientos acerca de lo que tú eres y de lo que Dios es; todos los conceptos que hayas aprendido acerca del mundo; todas las imágenes que tienes acerca de ti mismo. 2 Vacía tu mente de todo lo que ella piensa que es verdadero o falso, bueno o malo; de todo pensamiento que considere digno, así como de todas las ideas de las que se siente avergonzada. 3 No conserves nada. 4 No traigas contigo ni un solo pensamiento que el pasado te haya enseñado, ni ninguna creencia que, sea cual sea su procedencia, hayas aprendido con anterioridad. 5 Olvídate de este mundo, olvídate de este curso, y con las manos completamente vacías, ve a tu Dios.”

Del libro Un curso de milagros

Schucman, Dr. Helen. UN CURSO DE MILAGROS (Spanish Edition) . Foundation for Inner Peace. Edición de Kindle. 

¿Qué libro o enseñanza te dice que te olvides de todo, incluso de él mismo para ir con las manos vacías a tu Dios? En último término el curso de milagros también es una ilusión pero a diferencia de las demás ilusiones no te aleja de Dios, si no que te acerca a recordarlo.

Se me olvidaba un detalle importante, ¿por qué el libro se llama un curso de milagros? 

Se llama así por que mientras nos identificamos con el ego vemos/percibimos un mundo lleno de miedo, limitaciones y miserias pero a través del perdón y del amor empezamos a percibir lo que podríamos llamar milagros donde el verdadero milagro es un cambio de percepción de un mundo de miedo a un mundo de perdón que es la antesala a la realidad suprema que en verdad somos.

De cualquier manera lo que haya de ser será y de la manera más amorosa, con el curso o sin él  pues cada uno tiene su camino. Así pues que no te preocupes por nada, perdónalo todo y que Dios te bendiga.

Con cariño, Enrique.

The following two tabs change content below.

Enrique Miralda

Cofundador de Un Universo Mejor, tipo muy normal con la obsesión muy obsesiva de estar en paz. De Madrid de toda la vida. Un cuarentón camino de la cincuentena pero con alma de chaval. Trabajo en esa cosa rara llamada internet, intentando ayudar a mis clientes a optimizar su negocio en la red.

2 comentarios en “Mis reflexiones sobre un curso de milagros”

  1. Muchas gracias por tu artículo.
    No se si algún día me iniciaré en UCDM, actualmente tengo otras lecturas que me están acompañando en mi camino de crecimiento personal, pero me ha gustado mucho lo que has compartido, tu experiencia y reflexiones. Aún me cuesta entender que todo es en el Uno, que lo que tomamos como real, no lo es, pero creo que aquí hemos venido a evolucionar desde el amor, la solidaridad y el sentido de la transcendencia. Y tomando conciencia de todo lo que tenemos que trabajar en nuestro ego.
    Un saludo y gracias por compartir.

    Responder

Deja un comentario

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y página web, además del contenido de tu comentario para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.