Los 5 grandes arrepentimientos que tienen las personas antes de morir

Las reflexiones que hoy publicamos nace de una enfermera australiana llamada Bronnie Ware, que paso varios años trabajando en cuidados paliativos donde atendía a pacientes terminales que desde allí  se despedían y emprendían su viaje final más allá de este mundo terrenal.

Nuestra protagonista escribió un blog llamado  “Inspiration and Chai”, donde contaba sus experiencias con estas personas, el cual tuvo tanto éxito que le animó a escribir un libro llamado “The Top Five Regrets of the Dying”.

Lo que nos cuenta Bronnie es que en esa fase de su vida, las personas se llenan de una gran claridad mental, que les hace desprender una sabiduría especial, por lo que se decidió a aprender de estas personas, empezando a entablar emotivas e intensas conversaciones con ellos.  “Cuando se les preguntó acerca de los arrepentimientos que tenían o algo que harían de manera diferente”, comenta, “surgieron coincidencias y temas comunes una y otra vez”.

Los 5 principales arrepentimientos que tuvieron estas personas en sus últimas horas antes de morir fueron los siguientes:

1. Desearía haber tenido el coraje de vivir una vida fiel a mí mismo, no la vida que los demás esperaban.

Este punto era el más generalizado entre todos. La visión de los sueños no cumplidos era algo que les venía a la cabeza repetidamente. “Cuando las personas se dan cuenta de que su vida está a punto de terminar y miran hacia atrás, es fácil ver cuántos sueños no se alcanzaron. La inmensa mayoría de la gente no había cumplido ni la mitad de sus sueños y tenían que morir sabiendo que era debido a las elecciones que habían tomado o no. La salud trae una libertad  de la que muy pocos se dan cuenta, hasta que esta desaparece”.

2. Desearía no haber trabajado tanto.

Normalmente este pensamiento venía de los pacientes masculinos, los cuales perdieron la niñez de sus hijos y la compañía de su pareja. Las mujeres también hablaron de este tema, pero como la mayoría era de una generación anterior a la actual, muchas de estas mujeres no habían sido el sostén familiar y habían dispuesto de más tiempo con sus seres queridos.

3. Desearía haber tenido el valor para expresar mis sentimientos.

Muchas personas reprimieron expresar sus sentimientos con el fin de mantener relaciones armoniosas y de esta forma se conformaron con una vida mediocre y nunca llegaron a convertirse en lo que eran realmente capaces de llegar a ser. Esto les provocó prácticamente a todos enfermedades psicosomáticas relacionadas con la amargura y el resentimiento.

4. Desearía haber mantenido más contacto con mis amigos.

Todo el mundo extraña a sus amigos cuando están muriendo. Muchos estaban tan inmersos en sus propias vidas que habían desatendido grandes  amistades a través de los años y era en esos momentos cuando intentaban localizarlos para disfrutar de ellos y despedirse.

5. Desearía haberme permitido ser más feliz.

Este último punto también estaba muy generalizado entre todos los  pacientes. Es en el final de sus días cuando muchos de ellos se dan cuenta que la felicidad es una elección. Permanecer en sus zonas de confort les estancó en en viejos patrones y hábitos tanto familiares, emocionales como físicos. El miedo al cambio les hizo engañarse a si mismos y fingir ante los demás que estaban contentos con su vida cuando en su ser más profundo anhelaban que las risas y las tonterías volvieran a sus vidas de nuevo”.

Sinceramente, creo que estas lineas de hoy pueden marcar un antes y un después en el discurrir de nuestra existencia… Estamos a tiempo de elegir nuestro camino, nunca es tarde para ser feliz, para para tener lo que nos merecemos… ¿No crees?

Para finalizar me encantaría que contestases a estas 2 preguntas:

¿De qué te arrepientes hasta la fecha? ¿Cuales son esos arrepentimientos al morir que sabes ya que tendrás?

¿Qué vas a hacer para cambiarlo de aquí a qué abandones este mundo? 

Si te apetece, déjanos un comentario y de esta forma estarás ayudando a muchos otros a crecer.

¡Qué tengas un gran día! ¡Un fuerte abrazo!

Estamos a tiempo de elegir nuestro camino, nunca es tarde para ser feliz. - ¡Compártelo!    

PD.- ¿Nos ayudas a compartir este artículo? ¡Gracias!

The following two tabs change content below.

César Álvaro

Cofundador de www.ununiversomejor.com y curioso investigador de todo lo relacionado con la felicidad y el éxito. Tratando de sacar lo mejor de mi y de todo lo que me rodea. Con muchos sueños por cumplir y muchísimas ganas de dar guerra por muchos años. ¡Me encanta la vida!
  • Pingback: Las 57 mejores frases cortas de superación personal para motivarte y pegarle un giro a tu vida - MAESTROVIEJO()

  • Pingback: Ranking de las mejores películas de crecimiento personal y motivación - Un Universo Mejor()

  • Pingback: Encontrar sentido a tu vida: 10 preguntas que hacerte - Un Universo Mejor()

  • Maria Frias

    De algo muy en especial me arrepiento; Haber hecho todo lo imposible para hacer feliz a los DEMAS, mas NO HABER BUSCADO LA FORMA DE HACERME FELIZ. Me queda el tiempo que DIOS me regale para por lo menos tratar de pensar un poco mas de como luchar por tener mas tranquilidad y sosiego, eso me basta..
    .

  • Pingback: 5 ideas para transformar tu vida de una vez por todas - Un Universo Mejor()

  • Pingback: Reinventarse: Un gran reto para tu vida. - Un Universo Mejor()

  • Pingback: Las 7+3 preguntas que debes contestarte para encontrar sentido a tu vida | LA FACTORÍA DEL ÉXITO()

  • Ignacio

    Estupendo artículo y espectacular web. Es la primera vez que escribo un comentario pero leo desde hace mucho. Son muchas las claves para la felicidad, la realización personal y el encuentro con tu yo interior, pero que puede fallar cuando pones en práctica esos fabulosos consejos. Habrá que pasar ala aceptación de uno mismo y la conformidad? O la exigencia y la superación pueden ser un punto negativo para creer q nunca llegas a conseguir tus objetivos. Que la ambición te envuelva a la perfección y esa sea tu zona de confort. Reflexión personal en la q necesito un punto de vista diferente. Un saludo enorme

  • carmen

    Hola!
    Es cierto, vivimos siempre intentando agradar a los demás , haciendo lo que se espera de nosotros y no somos fieles a nosotros mismos, por miedos, inseguridades……
    Hay que empezar a cambiar el chip, no solo decirlo- Que eso lo hago muy bien-, sino ponerlo en práctica.
    Una página estupenda, gracias por ayudarnos a ver las cosas desde otro punto de vista!
    Saludos

    • César Álvaro

      Carmen… ¡Has dado en la diana! Quizás una de las grandes claves para vivir felices es ser fieles a nosotros mismos de una manera activa, sin refugiarnos en nuestras palabras ¡Qué nos esconden muy bien! sino cogiendo nuestra tabla de surf y afrontando la marejada de nuestros problemas, nuestros miedos y nuestras creencias…
      ¡Gracias por participar en el blog con tu comentario!