No se que hacer con mi vida

No se que hacer con mi vida

¿Y tú?

La frase que da título al post de hoy, no se que hacer con mi vida, ha sido una buena compañera de viaje a lo largo de mi existencia. te lo tengo que confesar. De forma intermitente y a su libre albedrío ha ido apareciendo y escondiéndose delante mío.

Digo que ha sido una buena compañera de viaje pues cada vez que a esta duda se le ocurría golpear a mi puerta me obligaba a saltar de mi cómodo sofá vital, abandonando mi confortable zona de confort.

Qué hacer con mi vida es de esas preguntas profundas que aparecen en momentos de crisis existencial y que dota a esos momentos de incertidumbre de una solemnidad trascendental que va más allá de nosotros mismos.

Nos sentimos pequeños, desamparados… nos damos cuenta que esa grandeza que entrañamos es a la vez insignificancia.

La pregunta puede venir camuflada detrás de cualquier pequeño acontecimiento, de mil formas distintas, pero cuando llega… te golpea sin piedad.

En esos momentos todo lo que creemos tener claro, se convierten en una inmensa duda: ¿estoy viviendo de la forma correcta? ¿es esta realmente la vida que me merezco? ¿realmente vivo o simplemente existo? ¿es mi vida una carambola o soy fruto de las circunstancias? ¿hacía donde voy? ¿qué voy a hacer con mi vida?

Sea la que sea la respuesta, si es que somos capaces de responderla, tendremos que gestionar nuestras emociones con un alto grado de inteligencia emocional pues miedos, pensamientos negativos, ilusiones, sueños, realidades, emociones, ideas, dudas y sensaciones se agolparan en nuestro interior

Me encantaria que antes de seguir adelante visionases este cortito video

El riesgo más peligroso es dejar pasar tu vida sin hacer lo que quieres, pensando que tendrás tiempo de hacerlo más tarde - ¡Compártelo!    

No sé qué hacer con mi vida ¿Qué hago? 

A ciencia cierta no se cual fue la primera vez que esta frase resonó en mi interior, posiblemente fue en la adolescencia o recién ingresado en la universidad. Pese a que en aquellas época me encantaba pensar que vivía el día a día, no era así, con el paso de los años me di cuenta que pasaba más tiempo en el futuro que viviendo el presente. ¡Quería ser tantas cosas! No fue hasta muchos años más tarde cuando descubrí técnicas de mindfulness y ejercicios de meditación que me ayudaron a anclarme al momento presente y dejar de viajar constantemente al futuro.

Pero un día todo se derrumbo: No se lo que quiero ser en la vida. Esa fue la forma en la que la frase se presentó delante de mi, mirándome con intensidad a los ojos. No tenía ni idea de como afrontar lo que me quedaba de vida. Este despertar a la realidad, dejando atrás sueños imposibles provocó una pequeña crisis existencial que me hizo sentir en la más absoluta soledad y perdido en el Universo.

Necesitaba tomar decisiones para cambiar mi vida. Si, necesitaba un cambio en mi vida.

Aquél momento paso, pero en multitud de ocasiones posteriormente he pensado que no se lo que quiero para mi vida. Y no es por que mi vida sea aburrida, que creo que nunca lo ha sido, sino porque me asalta una incomoda sensación de vacío que te hace replantearte tu vida.

En mi caso es ese vacío, esa sensación está recogida en la siguiente frase que suelo tener muy en mente:

Hemos venido a esta vida para algo más que para pagar facturas y morir. @cialvaro - ¡Compártelo!    

 

Cuando yo me di cuenta de eso, entendí que necesitaba un cambio en mi vida. No sabía qué tipo de cambio pero seguir pensando no sé qué hacer con mi vida me abrasaba y me obligaba a tomar decisiones en búsqueda de una solución. No sabía lo que quería, pero sabía que no era lo que llevaba haciendo durante tanto tiempo. Quizás es lo relacionado con el proposito de la vida, del cuál hablo en  el siguiente post: ¿Cuál es tu “Ikigai”?¿Para qué vives?.

En tu caso puede ser por otro motivo, pero en lineas generales ¿te suena esta historia? En definitiva: ¿Cómo quieres que sea tu vida?

Ver el mundo, pasar por cosas peligrosas, ver a través de las paredes, acercarse más para encontrarnos el uno al otro y sentir. Ese es el propósito de la vida

La vida secreta de Walter Mitty.

 Algunas ideas para que hacer cuando no sabes que hacer con tu vida

Toma decisiones

La vida es una completa sucesión de instantes en los que tomamos decisiones, y no de forma aislada sino en cadena. Me gusta decir que es una inmensa bola de decisiones que crece según cae por la pendiente de la vida. El día que dejemos de decidir estaremos muriendo un poquito, y que yo sepa morir en esta vida solo ocurre una vez, por lo que por favor, no mueras en vida. No te lo permitas.

Borra de tu mente expresiones como “no se lo que quiero”, no se lo que quiero ser en la vida” o “no se que hacer con mi vida” y decide. Hazlo por ti.

Relativiza, no te lo tomes todo a pecho

Si relajamos nuestra vida, nuestra manera de encarar nuestra realidad nos ayudará a saber que puedo hacer con mi vida.  Nuestra mente y nuestra actitud estará menos tensa, menos rígida, lo cuál nos ayudará a tener momentos creativos más excelentes y encontrar opciones más frescas para encarar el futuro.

Construye tu propia vida, no vivas la de otros

Lo que hago con mi vida siempre me ha parecido fundamental para la creación de mi futuro, y para disfrutar del presente. Dirigir tu vida es algo maravilloso, es fruto de la madurez, de la experiencia y de habernos equivocado cientos de veces. Equivócate, comete errores… estos irán alimentando tu experiencia, nutriéndola. Tu estás sobradamente capacitado para construir tu destino.  - ¡Compártelo!    

Si hoy fuese el último día de mi vida ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy? Si la respuesta es no por demasiados días seguidos, se que necesito cambiar algo.

Steve jobs

Cree en ti

Todos solemos sentirnos mal, cuando uno no sabe qué hacer con su vida.  Nos minusvaloramos, cuando en realidad somos mucho más poderosos de lo que creemos. Todos somos más fuertes e inteligentes de lo que en realidad lo somos. Es nuestra mente la que nos hace caer en ese pozo. Todos tenemos cosas increíbles que aportar a esta vida, así que cree en ti para encontrar las mejores soluciones que te lleven a construir tu vida.

Todo a lo que llamamos vida ha sido construido por alguien que no es más inteligente que tú. – Ashton Kutcher

Además quizás tengas que mejorar el conocimiento de ti mismo, eso te ayudará a creer más en ti.

Conecta con tu interior

Habla contigo mismo. No pienses en nada más, no condiciones la conversación con filtros (dinero, responsabilidades, vida profesional) y escucha a tu corazón. Tú y él a solas. Nada más. Y pregúntale que hacer cuando no sabes que hacer con tu vida.

Quizás antes debas encontrar tu paz interior para luego conectar con tu potencial interior. Pero hazlo.  Con seguridad creo que te dará la respuesta más adecuada para ti.  ¿Qué tipo de vida quieres tener? ¿Si no sabes qué tipo de vida quieres cómo vas a saber qué hacer para llegar a ella?

Libérate de tus miedos

Quizás uno de los grandes miedos que tiene el ser humano es el miedo al futuro. 

Recuerda que el miedo ocurre cuando la mente se imagina y trae al presente algo amenazante que no tenemos la certeza de que vaya a ocurrir. Es decir sufrimos por algo que no tenemos la completa seguridad que vaya a ocurrir. Aunque es difícil y requiere de trabajo, ve apartando miedos de tu vida. Haz una relación y empieza a trabajar el más sencillo.

Debes empezar a plantearte otras maneras de afrontar el futuro que quieres tener. Y cuanto antes, no debes procrastinar en este tema.

Vive experiencias

Realizar cosas nuevas,  van a aportarte muchas más cosas positivas que si te quedas tirado en el sofá de tu casa viendo la televisión y pensando “no sé qué hacer con mi vida“.

Crea el hábito de cada vez que pienses que no sabes que hacer con tu vida, lo transformes rápidamente en es hora de actuar.  Y actuar es vivir. Es olvidarte de la tecnología y abrazar amigos, conocer gente, tocar, saborear, escuchar. Deja que tus sentidos te ayuden a ir en busca de tu esencia.

Si te interesa crear o modificar hábitos nuevos te recomiendo la lectura de: Cambiar hábitos: la guía definitiva.

¿Qué hago con mi vida?  ( o como saber lo que quiero en la vida)

Esto es un tema que debemos trabajar cada uno de nosotros. No podemos delegar, y que alguien nos saque las castañas del fuego. No te voy a dar soluciones para que todo sea más fácil. Eres tu quien debe decidir que hacer con su vida.

Cuando estás en esa encrucijada eres tu quién tiene que dar los pasos necesarios para tomar decisiones y enfilar el camino. Yo no soy quién para decidir por ti.

Uno de los mayores errores que cometemos en la vida es creer que huyendo de una situación problemática vamos a ser felices. Eso no va a alejar de tu cabeza la idea recurrente de no se que hacer con mi vida. 

La felicidad aparece cuando atajamos el problema de raíz encarándolo. Nos empodera, nos da energía para acometer nuevos retos. Y si quieres ser feliz, eres tu quién debe decidir como, cuando y donde vas a empezar a hacer cosas distintas que te ayuden a dejar de preguntarte: ¿Qué hago con mi vida?

La única manera que tengo de ayudarte para que sepas qué debes hacer con tu vida es haciéndote preguntas para que tú mismo reflexiones y encuentres tus propias respuestas.

Por eso te recomiendo que leas el post 101 preguntar para cambiar tu vida hoy mismo . Y si me permites otro consejo te recomiendo que lo trabajes que le dediques el tiempo necesario.

¿Ha llegado el momento de cambiar tu vida?

Sabes que solo hay una respuesta posible, el momento es ahora. Podrán aparecer excusas que tu mente pondrá delante tuyo como si fuese la Gran Muralla China… pero es el momento de empezar a dar pasos pues ha llegado el momento de cambiar tu vida. Recuerda que la vida no espera, siempre sigue su camino.

Dijo Confucio: “toda gran caminata comienza con un paso”.  Da un pequeño paso en pos de tu objetivo, puede ser poner por escrito cual sería tu vida ideal y decidir ( si, decidir ) qué es lo primero que vas a hacer. Tienes que poner la maquinaria en marcha cuanto antes. Será la forma de tomar control sobre tu vida. Poco a poco. Sin pausa. Será un camino largo, pero a la vez emocionante y lleno de sorpresas. Tómate la vida como una aventura.

No te refugies en  los pensamientos, es una forma de huir. Y eso te aleja de la felicidad. Da pasos. Ponte en acción.  Pensar no sé qué hacer con mi vida y tirar para delante sin tomar decisiones es una forma de huida. No lo olvides. No debe ser el camino.

El riesgo más peligroso de todos es el riesgo a dejar pasar tu vida sin hacer lo que quieres, pensando que tendrás tiempo de hacerlo más tarde

Por último a todo lo que hagas ponle mucho amor. El amor es la energía más poderosa, mueve montañas, transforma mundos y universos. Tu realidad y tu enfoque cambiará radicalmente. Y estoy convencido que te ayudará a desterrar tu existencia el pensamiento de no se que hacer con mi vida.

 
En la vida no podemos hacer grandes cosas, solo pequeñas cosas con gran amor. Teresa de Calcuta - ¡Compártelo!    

Namasté 🙏

The following two tabs change content below.

César Álvaro

Cofundador de www.ununiversomejor.com y curioso investigador de todo lo relacionado con la felicidad y el éxito. Tratando de sacar lo mejor de mi y de todo lo que me rodea. Con muchos sueños por cumplir y muchísimas ganas de dar guerra por muchos años. ¡Me encanta la vida!