meditacion para novatos

Guía básica de meditación para principiantes

En esta página siempre hemos abogado por la sencillez y el minimalismo en todo lo que hagamos en nuestra vida, por lo que creemos que no hace falta una extensa guía para meditar, y el sistema debe ser lo más sencillo posible.

Esta es una mini guía de meditación para principiantes, para novatos, sencilla y práctica. Simplemente es para aprender a andar en este mundillo, donde expongo lo que a mi me funciona. Si quieres dar más pasos, te recomiendo que busques en otras fuentes o te pongas en manos de algún profesional, que los hay y muy buenos.

Antes de empezar, te recomendamos la lectura de El arte de silenciar la mente 🙏

¿Qué es la meditación?

La meditación es la simple práctica de un estado de concentración. Nuestra atención se puede centrar en multitud de cosas durante la meditación: nuestro pensamiento, nuestra energía interna, nuestra propia conciencia, la misma concentración, u objetos externos. Meditar es dejarnos fluir, dejando de lado el cuerpo y la mente, centrándonos en el aquí y ahora. Dejamos que nuestra mente sea libre, sin fijarnos en los pensamientos que crea, para que fluyan entrando y saliendo.

¿Cómo empezar a meditar?

Para empezar tienes que contar con un tiempo diario, que no debe ser mucho, para dedicártelo a realizar tu meditación diaria. Con 5 minutos para empezar es más que suficiente.

No me negarás que 5 minutitos si puedes tener para ti ¿Verdad?

Lo importante es la constancia y que se convierta en un hábito y para empezar a percibir una mayor claridad mental, mejores niveles de energía y un mayor acercamiento a la paz interior y la felicidad.

follow us in feedly

Vamos con la

Mini guía básica de meditación para principiantes

1. Encontrar un lugar tranquilo donde se pueda meditar

Puede ser cualquier lugar, en tu habitación, en un jardín, en el bosque, pero siempre que sea tranquilo y esté en orden. Búscalo y si no funciona cámbialo por otro lugar ¡Hay miles! 🌲

2. Escoge un buen instante para meditar

Intenta que sea siempre a la misma hora. Normalmente se suele efectuar al levantarnos o acostarnos. Pon el teléfono en silencio o mejor aún ¡Apágalo! Hay que evitar cualquier distracción.

3. Adopta una posición corporal apropiada

Dicen que la mejor para empezar es sentarse en una silla con la columna recta y en una posición cómoda, yo particularmente no me siento cómodo con esta. La posición clásica es la de loto sentada en una almohada (te lo recomiendo) con las piernas cruzadas o también se puede efectuar acostado boca arriba ¡Me encanta! (¡Ojito si tienes facilidad para dormirte!¡No lo hagas!)

Asegúrate de sentirte cómoda/o con tu posición, porque vas a estar en esa misma posición durante varios minutos.

4. Empieza a meditar cerrando los ojos

Permanece concentrando tu atención en tu respiración inhalando lentamente por la nariz, y soltando el aire despacio por la nariz. Lo repetimos una y otra vez. Con tranquilidad. Céntrate en aire que entra y sale de las fosas nasales. Observa la sensación, el roce que produce al pasar, visualiza la corriente de aire saliendo mientras cada vez te sientes más relajado y consciente de ti mismo.

5. La mente se encuentra atenta a cada inhalación y a cada exhalación

Nuestra mente estará entrando en un estado de calma relajado y natural, en un estado meditativo.. Cuando tu mente se desvíe con cualquier otro pensamiento debes observar el pensamiento sin involucrarte con él. Percibe solamente como pasa por tu mente y se aleja.

6. Consigue calmar la mente

Imagínate un mar dentro de una tormenta en el cual las agitadas olas son tus pensamientos. Según realices la respiración, vuelve a contemplar ese mar. Sentirás que las olas van siendo menos fuertes. Vuelve a centrarte en la respiración, y después de unos instantes si te fijas en el mar este cada vez está más tranquilo, con olas que aparecen y desaparecen (tus pensamientos).

Si sigues realizando esto llegará un momento en el que comprobarás que el mar está completamente  en calma. Los nubarrones habrán desaparecido y la luz habrá aparecido. Poco a poco iremos centrándonos en el momento presente.

La única guerra por la que vale la pena luchar es la batalla de tu mente - ¡Compártelo!    

Una vez calmada la mente dejaremos de focalizar nuestra mente en la respiración y podemos iniciar una visualización. Visualizar es algo que para mi no se encuentra dentro del proceso de meditación, pero que normalmente realizo a continuación.  Aquí podremos crear la realidad que nosotros deseemos, programando si así lo deseamos nuestro futuro.

Esta meditación mejora la atención y facilita el tener una mente cada vez más clara y más tranquila, lo cual se trasmitirá a tu vida.

La meditación aporta una conexión que nos ayuda a ser más nosotros mismos. - ¡Compártelo!    

Las Cuatro actitudes esenciales para meditar

1. Actitud corporal

La posición corporal debe combinar dos aspectos: estabilidad y permanecer despierto, por lo que realizarla tumbado es poco recomendable. La postura debe permitirte permanece inmóvil y a la vez atento el mayor espacio de tiempo posible.

2. Actitud emocional

Debemos permitir que fluya con libertad todo aquello que aparezca en tu conciencia. Acepta cada sensación, emoción o pensamiento tal y como es, sin elegir ni rechazar.

3. Actitud mental

No tomes partido ni por ni contra nada, sea lo que sea. No juzgues tus propios sentimientos, sensaciones o pensamientos. No digas: “Esto está bien, esto está mal”. Si aparecen juicios y valoraciones en tu mente, toma conciencia de los juicios y valoraciones que han surgido y déjalos estar sin darles importancia.

4. Actitud espiritual

No huyas ni persigas nada, sea lo que sea. No quieras alcanzar nada ni liberarte de nada, sea lo que sea. Simplemente quédate ahí, observando, aceptando que cada cosa es lo que es en este momento.

Te dejo con este breve video, a continuación del mismo seguimos… ¡No te vayas! 👍

Los Efectos de la meditación

Hay que tener paciencia para encontrar efectos significativos en nuestra vida tras empezar a meditar. La meditación es como intentar adelgazar, no es posible de un día para otro. Si continuas practicando cada día con perseverancia, sus efectos irán aflorando sutilmente. Entre ellos cabe destacar:

Despertar de las conciencias sensoriales

La capacidad de atención se incrementa. La consciencia de pensamientos y sentimientos se vuelve clara. Al igual que la de nuestros actos.

Equilibrio vital

Se reduce la tensión generada por las contradicciones. Empezamos a tener una mayor armónia en todos los aspectos de nuestra vida.

Mejora para estar centrado

Obtener el equilibrio vital permitirá permanecer en todo momento centrado en tu propio eje, tanto física como emocional y mentalmente.

Apertura.

La firmeza interior generada te permitirá abrirte al mundo sin miedo llegando a un gran grado de conexión con los que te rodean, con el Universo.

Para finalizar y como te anticipé al inicio del post, te quiero dejar este breve video, para que realices en 5 minutos tu primera práctica. ¡Anímate y disfruta! 😉 Recuerda que estamos hablando de meditación para principiantes, luego… ¡No te rindas! ¡Qué tengas una provechosa meditación!

The following two tabs change content below.

César Álvaro

Cofundador de www.ununiversomejor.com y curioso investigador de todo lo relacionado con la felicidad y el éxito. Tratando de sacar lo mejor de mi y de todo lo que me rodea. Con muchos sueños por cumplir y muchísimas ganas de dar guerra por muchos años. ¡Me encanta la vida!

Uso de cookies

Un Universo Mejor utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies